Trayectorias Literarias Dominicanas: Juan Freddy Armando

Por Ramón Saba jueves 12 de enero, 2017

ARTÍCULOS ANTERIORES

Ramón Saba

Trayectorias Literarias Dominicanas

Ramón Saba Virgilio Díaz Grullón

Nació en Hato Mayor del Rey, el 21 de diciembre de 1951.

Poeta, ensayista, narrador, creativo publicitario, profesor y gestor cultural. Cursó estudios de Periodismo y Derecho en la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Fue director del periódico Vanguardia del Pueblo, órgano comunicacional del Partido de la Liberación Dominicana. También fue Director de la Biblioteca República Dominicana. Ha sido seleccionado en numerosos coloquios en materia literaria u otros temas, y conferencista invitado por distintas instituciones, en el campo de las letras, publicidad y mercadeo, entre ellas el Instituto Panamericano de Historia y Geografía, la Secretaría de Estado de Cultura, Asociación de Ejecutivos de Marketing, Universidad Autónoma de Santo Domingo, Universidad Católica Madre y Maestra, Academia de Ciencias de la República Dominicana, y otras notables instituciones. Fue columnista mercadológico y publicitario de los periódicos Hoy y Última Hora. Es miembro correspondiente de la Academia Dominicana de la Lengua. Por más de 25 años ejerció la publicidad, siendo director creativo de reconocidas agencias publicitarias nacionales y extranjeras, entre ellas Young & Rubicam Damaris, Nandy Rivas y McCann-Erickson.

 

Juan Freddy Armando fue fundador y presidente de la Sociedad Dominicana de Escritores. Ha sido Jurado en varios concursos de poesía y cuento. Ha sido Director del Plan Quinquenal del Libro y la Lectura de la Secretaría de Estado de Cultura. Ha representado a nuestro país en distintos cónclaves internacionales sobre planes de fomento de la lectura, en Bogotá, Colombia y Santiago de Chile. Catedrático de publicidad, creatividad, producción de comerciales de televisión, estrategias de mercadeo y comunicación en la Universidad Iberoamericana, Universidad Católica Santo Domingo y Universidad del Caribe. Asesor de comunicación e imagen institucional de varios rectores universitarios. Es fundador de la empresa publicitaria Creacción Publicidad y Publicaciones, dedicada a la creatividad publicitaria y edición, diseño, diagramación e impresión de libros, desde la que ejerce como asesor de jóvenes talentos que se inician en la publicación de sus libros. Actualmente es gerente de cultura del Banco de Reservas.

 

Juan Freddy es un apasionado de la lectura de todo lo que pueda aportar ideas. Con un amplio espectro temático: filosofía, religiones, antropología, ciencias biológicas, crítica literaria, comunicación, política, geografía, historia, educación, psicología, historia de artes y letras. Los escritores clásicos son sus preferidos, sin obviar la literatura moderna, dentro de la que busca los que conjetura que llegarán a ser clásicos con el paso del tiempo debido a su hondura conceptual, enfoque creativo, fuerza transformadora y elegancia estilística de sus textos. Influenciado por todo lo que le rodea y le acontece, y sobre todo por ese vivo, abundante e interactivo del inconsciente tenebroso y chispeante.

 

En su tránsito por la literatura, Juan Freddy Armando ha sido galardonado varias veces con premios y menciones en cuento y poesía en varias de las ediciones del Concurso Literario de Navidad del Obispado de Higüey. Ganó una Mención de Honor en el Concurso de Cuentos de la Biblioteca Nacional con su libro Présteme su muerte. En 1984, obtuvo una mención de honor e inclusión en una antología especial en el Concurso de Poesía de Casa de Teatro. Recientemente mereció el primer lugar en Cuento en el Concurso Literario de la Fundación Global Democracia y Desarrollo, con el cuento titulado La casa solariega. Sus aportes a la literatura han sido incluidos en importantes antologías, entre las que podemos mencionar a la Antología de Poemas sobre el Descubrimiento de América, Habeas Corpus del Colectivo de Escritores Dominicanos y en la antología de poemas dedicados a Juan Bosch.

 

Prestigiosos periódicos, suplementos culturales y revistas han dado a conocer los cuentos, ensayos y poemas de Juan Freddy Armando, tales como el Listín Diario, Hoy, Isla Abierta, Aquí, Alcándara, Mithos, Nuevo Diario y Última Hora. También en distintos sitios de Internet: Cielo Naranja, que dirige el ensayista y poeta Miguel de Mena, y la Página de los Cuentos, de Chile, entre otros. Tiene inéditos varios libros de cuentos, de ensayos, de cuentos y novelas. Recientemente fueron publicados un manojo de sonetos suyos en los que innova la estructura histórica del soneto en todas las lenguas. Los sonetos de versos más largos que habían escrito los poetas hasta entonces eran de 16 sílabas. Los que publicó Armando son de 21 y de 24 sílabas, y en vez de dos hemistiquios, poseen tres, y algunos tienen una rima interna de hemistiquio a hemistiquio entre un verso y el otro.

 

Confieso que Juan Freddy es uno de los seres humanos más nobles, de lo que he tratado en mi largo tránsito por este espinoso camino donde frecuentan los escritores. Claro, conciso y directo en sus apreciaciones sin importar el rango de amistad que le una con quien le toca evaluar, pero sin dejar de ser un caballero y un amigo solidario.

 

El poeta y gestor cultural Tomás Castro Burdiez recuerda que en los años ochenta, los poetas Carlos Márquez y Juan Freddy Armando eran los más asiduos visitantes a su casa. Fue una época de tertulias literarias hasta en las madrugadas playeras. De esos días, son muchos de los poemas que el poeta Armando ha publicado en Internet, y recuerda sus observaciones a sus versos, las que él acogió para bien de su obra.

 

Finalmente, la poeta y periodista Camelia Michel estima que entre sus muchas virtudes, Juan Freddy Armando cuenta con una gran vocación de gestor cultural. Su paso por varias instituciones así lo confirman. Es capaz de coordinar, promover y difundir valores, conocimientos, actividades y personajes que inciden en diferentes áreas de las artes, literatura, ciencias, religión, etc. Por otro lado, en él se destaca un espíritu liberal que lo lleva a propiciar el debate respetuoso de las ideas. Por supuesto, todo esto soportado por un espíritu inquieto que lo lleva a la lectura y al análisis. Es polifacético como escritor, pero también es magnífico lector, conversador ameno y ¡declamador! y esto, a tan corta edad, es un cúmulo de méritos notable.

 

Concluyo esta entrega de TRAYECTORIAS LITERARIAS DOMINICANAS con un soneto de Juan Freddy Armando, de ampliada estructura:

 

La muerte de una flor

 

Su sonrisa nos muestra la proeza,

y sus manos la víctima lograda:

la agonizante flor cuya belleza

ha sido del cuchillo una carnada

 

del que ama, quien la brinda como presa

que le ha robado al bosque la humanada,

cordero del amor que el hombre expresa

al darle a la mujer la flor cortada,

y ella el crimen aplaude, y se embelesa

sin pensar que una rosa cercenada

simboliza un amor donde no hay nada

de piedad, porque es sangre derramada

del tallo seccionado; es gran tristeza,

pues la flor es más bella en su maleza,

con el aire hecho brisa enamorada,

el frío que la acaricia con terneza,

o la lluvia, su gran madrina y hada

al difundir su polen, pues en esa

vocación de ser madre germinada

está su natural naturaleza,

porque el viento es su barco y es su rada;

y se deja envolver de aquella espesa

melena de otra planta que abrazada

de su cuerpo le esconde su cabeza

al hombre del machete y la vileza,

quien quiere hacerla un lujo allá en la mesa

pensando que la flor se siente amada

si a su cadáver posan la mirada.