Tras solo dos encuentros en 23 años, estragos huracán María reúnen padre e hija en PR

Por Miguel Cruz Tejada lunes 23 de octubre, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK._Pese a sus efectos devastadores, el huracán María produjo también consecuencias positivas ya que provocó que se reencontraran un padre y una hija de origen dominicano que solo se habían visto dos veces en 23 años.

El fenómeno atmosférico sirvió para unir a Jennifer Alba, madre de  tres hijas pequeñas y  que llegó a los 7 años de edad  en Puerto Rico, y  su padre, Elbi Alba, que sólo la había visto dos veces en ese largo período.

Ella ha estado viviendo desde niña en la isla caribeña y él reside en el poblado Danville en New Hampshire.

Al enterarse de los estragos del huracán en la isla y las penurias a que estaban sometidos la mayoría de sus habitantes, entre ellos su  hija, Elbi Alba decidió, de común acuerdo con su paraeja, haces gestiones para que Jennifer y sus tres hijas pequeñas viajaran para estar a su lado en New Hamphire, donde se reunieron el pasado 12 de octubre.

La historia es reseñada por el periódico local Union Leader, al que el señor Alba le dijo que el reencuentro con su hija “es como una bendición disfrazada”.

El padre dominicano de  54 años de edad, también  conoció a los nietos y creó condiciones parra que  para que todos comenzaran una nueva vida.

“Es como un nuevo comienzo para mí también”, dijo Alba, quien pasó su día libre preparando la casa en la calle Hemlock Drive para recibir a  Jennifer, de 28 años, y sus hijas Yarielix de 5; Leeah, de  4, y Mikaela de dos.

Jennifer y sus hijos están entre las muchas víctimas de huracanes que luchan después de la reciente tormenta que causó grandes daños y sumió a toda la isla en la oscuridad.

Con la larga recuperación por delante, el señor Alba y su prometida, Diane Rogers, expresaron su preocupación por el futuro de la joven madre  en Puerto Rico y decidieron ofrecerle su casa en Danville como refugio.

Alba dijo que el esposo de Jennifer murió de un paro cardíaco hace ocho meses a la edad de 28 años.

Para Alba, la llegada de su hija ofrece un nuevo comienzo para una familia que se separó hace muchos años.

Alba nació en la República Dominicana pero emigró  a los Estados Unidos cuando tenía 7 años. Pasó la mayor parte de su vida en Massachusetts, pero ha vivido en New Hampshire durante los últimos 15 años.

Alba dijo que él y Jennifer se separaron después de que él y su esposa se dejaran y su hija se fue a Puerto Rico.

Dijo que ella tenía 5 años en ese momento. Creció en Puerto Rico. Alba dijo que la vio dos veces desde que tenía 5 años, una cuando asistió a su graduación de la escuela secundaria y una segunda vez hace casi 10 años cuando vino a visitarlo por unos días.

Alba dijo que durante  12 años no sabía dónde vivía su hija en Puerto Rico.

Él y su mujer consiguieron donaciones de ropas y otras necesidades antes de que llegaran.

“Quiero ser el padre que no era. La distancia lo hizo difícil. Estoy entusiasmado por reunirme con mi hija”, dijo Alba, que trabaja a tiempo completo como vendedor de la empresa Nabisco.

Alba dijo no estar seguro de cuánto tiempo su hija y nietos se quedarán con él, pero dijo que espera que decidan quedarse en New Hampshire.

Su hija planea conseguir un trabajo en  ese estado una vez que adquiera un vehículo y sus hijos se matriculen en la Escuela Primaria Danville.

“Siento que en el futuro estarán mejor en New Hampshire”, dijo el padre dominicano.

 

 

 

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar