Trabajadores latinoamericanos piden en su día protección a derechos laborales

Por EFE martes 1 de mayo, 2018

EL NUEVO DIARIO, Bogotá.- El incremento del salario mínimo y su equiparación con el costo de vida, la protección a los derechos laborales y acabar con la informalidad fueron las principales reivindicaciones hoy en Latinoamérica con motivo del Día Internacional del Trabajo.

Sindicatos y trabajadores mexicanos señalaron que el salario mínimo que perciben es “suficiente, pero para vivir en la pobreza”, en ese sentido pidieron a los candidatos a la Presidencia para los comicios del 1 de julio una revisión al salario actual y la mejora y creación de puestos de trabajo.

Los trabajadores colombianos llamaron la atención sobre el deterioro del mercado laboral, los bajos salarios y la dificultad cada vez mayor para acceder a una pensión de jubilación, a menos de un mes de que se celebren en el país las elecciones presidenciales.

La central sindical de Uruguay, el PIT-CNT, advirtió sobre los salarios bajos y pidió atender los reclamos sociales gravando con más impuestos a los sectores más ricos de la sociedad.

En medio de disturbios y un número indeterminado de detenidos, los sindicatos chilenos señalaron que para avanzar en justicia social se debe convocar “a un debate de derechos y responsabilidades”.

Las mayores centrales sindicales de Brasil transformaron las manifestaciones por el Día de los Trabajadores en un clamor para exigir la liberación del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y criticaron también las reformas económicas de corte liberal, puestas en marcha por el Gobierno del presidente Michel Temer.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, llamó a los trabajadores a respaldar su reelección el próximo 20 de mayo y pidió 10 millones de votos como una “primera muestra de apoyo” para enfrentar los problemas financieros del país.

Mientras que la oposición movilizó a cientos de personas en varias ciudades para denunciar los problemas que sufren los trabajadores venezolanos en medio de la crisis económica.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, promulgó un aumento salarial y una ley de empresas sociales, al tiempo que aclaró que esta medida “no es para quitar sus empresas e industrias a los privados”, pese a las criticas de que se está “destruyendo el empleo digno”.

La protección de los derechos de los trabajadores, una convivencia pacífica y la defensa de la soberanía nacional fueron las consignas en las diferentes movilizaciones en las principales ciudades de Ecuador.

Miles de trabajadores de Honduras demandaron mejoras en las condiciones laborales, una solución a la crisis política derivada de un supuesto fraude en las elecciones generales de 2017 y denunciaron el alto coste de los alimentos, combustibles, servicios públicos, la pobreza, el desempleo y la corrupción.

Un centenar de organizaciones pidieron la unidad del pueblo para enfrentar “las barbaridades que los grandes empresarios y sus aliados corruptos” cometen en Guatemala, mientras que el Ministerio de Trabajo y Previsión pidió respetar la ley laboral para así poder impulsar el crecimiento económico y el desarrollo del país.

Trabajadores de distintos sectores de Paraguay pidieron un empleo digno, mejores condiciones laborales y protestaron contra la criminalización de los sindicatos y la falta de garantías para conformar dichas entidades.

Miles de trabajadores panameños marcharon para exigir un alto a la corrupción, a la impunidad y por mejoras salariales, en medio de la huelga indefinida que mantiene el mayor sindicato del país, Suntracs.

En República Dominicana se exigió una reforma a la Ley de Seguridad Social y se denunció que la mayoría de los trabajadores “vive en condiciones miserables, con salarios que no les alcanza para cubrir sus necesidades básicas”.

Un grupo de sindicatos opositores al presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, pidió que “corrija el rumbo del país antes que termine su mandato”, pues las medidas implementadas “no son suficientes para que el país salga adelante, ni para garantizar los derechos a la salud, al agua, a la vivienda y a un trabajo digno”.

Miles de costarricenses protestaron contra un paquete fiscal que, dijeron, empobrecería a la clase trabajadora y a los sectores más vulnerables, sin tocar a los grandes evasores y defraudadores fiscales.

En Cuba cientos de miles de personas marcharon en una jornada en la que las reivindicaciones laborales estuvieron ausentes y todo el protagonismo lo cobró el mensaje de respaldo al nuevo presidente, Miguel Díaz-Canel, y a la vigencia del legado revolucionario.

Los puertorriqueños marcharon contra los recortes en las pensiones, la falta de beneficios laborales y el cierre de escuelas, en medio de algunos incidentes entre manifestantes y la Policía.

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar