Toque de queda sin sentido

Por Junior Pérez lunes 18 de enero, 2021

Señor presidente, es entendible todo el esfuerzo que se está haciendo por combatir la pandemia del COVID-19, pero permítame mediante esta tribuna poder hacer varias observaciones de lugar con respecto a construir una mejor medida para contrarrestar la pandemia.

Primero. El coronavirus es una enfermedad que solo tiene un 1.7 % de mortalidad, por lo que la influenza es más peligrosa que dicho virus donde este último goza de un 4% de mortalidad. Por lo que una de la mejor forma de disminuir su propagación es aplicando medidas de distanciamiento social y además evitar la conglomeración de personas en lugares de diversión, bares, y además de zonas cerradas.

Segundo. ¿Cómo es posible, que a la principal fuente de ingreso de divisas al país el turismo, a los turistas se le impida su esparcimiento en las playas públicas? Donde los balnearios públicos no son causas de esparcimiento o propagación del virus. En otro ámbito los turistas que pues salen de un encierro hacia otros lugares se encuentren con la problemática de que el lugar tiene ciertas restricciones ¡Esto no hace recuperar la economía Sr. presidente!

Tercero. El toque de queda tendría que ser a partir de las 8 de la noche como en su momento inicial se había establecido, por lo que esto evitaría el decaimiento en la economía en general y aun así fortalecería la recuperación turística y además comercial. Pese a que se mantiene la restricción a la circulación en algunas provincias no es necesario mantenerlo debido a que no cuentan con casos cuantiosos de contagiados del virus.

Cuarto. El sistema de salud colapsa año tras año en otras enfermedades que aquejan a la población, por lo que resulta llamativo que solo se mencione que este colapso lo ha hecho la pandemia. Una mejor forma de evitar otros males a la población es evitar que estas desarrollen otras enfermedades de carácter emocional u o mental por las medidas que han hecho daño a gran parte de la población.

En conclusión, la mejor manera de evitar la propagación del virus es haciendo uso obligatorio del barbijo o mascarilla, donde el no uso de la misma sea penado con multas cuantiosas y así poder disminuir la suba de contagios, mantener medidas estrictas del distanciamiento físico de 1.5 metros, esto llevaría que tengamos una mejor manera de poder ir teniendo una cultura del cuidado.

Ojalá esta tribuna pueda llegar a oídos del presidente y al gabinete de salud de la presidencia para así poder ir construyendo una mejor nación.
Señor presidente apoyamos su gestión de gobierno, pero es hora de flexibilizar esas medidas.

Por: Junior Pérez

Comenta