Tokio, Seúl y Pekín se reunirán para discutir la desnuclearización norcoreana

Por EFE martes 8 de mayo, 2018

EL NUEVO DIARIO, TOKIO.- Los líderes de Japón, China y Corea del Sur se reúnen mañana miércoles en Tokio con el objetivo de acordar una postura común sobre la desnuclearización de la península coreana, en el marco del proceso de diálogo abierto con el régimen de Pyongyang.

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, recibirá en la capital a su homólogo chino, Li Keqiang, y al presidente surcoreano, Moon Jae-in, en la que será la primera cumbre trilateral regional desde 2015 y que estará centrada principalmente en el tema norcoreano.

La reunión llega menos de dos semanas después de la histórica cumbre celebrada en la frontera intercoreana entre Moon y el líder del hermético régimen, Kim Jong-un, y mientras Pyongyang y Washington ultiman la preparación de la que será la primera reunión entre mandatarios de ambos países.

Abe, Li y Moon tienen previsto firmar una declaración conjunta en la que respaldarían el compromiso hacia la “completa desnuclearización” de la península alcanzado por Seúl y Pyongyang en la cumbre del pasado día 27.

Sin embargo, los términos exactos que se emplearán en el texto están aún por decidirse debido a las diferencias posturas ante Pyongyang entre las tres partes, según informa hoy el diario nipón Nikkei.

Tokio pretende que de la cumbre trilateral salga un pronunciamiento apoyando la “completa, verificable e irreversible”, así como mantener las sanciones y otras medidas de presión sobre Pyongyang hasta que dé pasos concretos en esa dirección, según dijeron fuentes del Ejecutivo nipón.

Abe se ha mostrado reticente con la vía de diálogo con el régimen impulsada por Moon, y es partidario de aplicar la “presión máxima” sobre el Norte hasta empujarlo a abandonar sus armas nucleares, en línea con la Administración del presidente Donald Trump.

Pekín, el principal aliado de Pyongyang, sería en cambio más favorable a ofrecer incentivos al Norte para su desnuclearización como una relajación de las sanciones o la oferta de ayudas económicas.

Además, Tokio aspira a que la próxima cumbre que celebrarán Trump y Kim sirva para obtener un compromiso del régimen para esclarecer los secuestros de ciudadanos nipones hace décadas, y para lograr que Pyongyang suspenda definitivamente sus ensayos de misiles de largo y medio alcance que considera una amenaza para su territorio.

En la reunión trilateral se podría respaldar de forma general la llamada “declaración de Panmunjom”, en la que Seúl y Pyongyang también se comprometían a lograr la firma de un tratado multilateral que ponga fin al estado de guerra técnico en la región tras la Guerra de Corea (1950-1953).

Pekín sería una de las partes implicadas en el mencionado tratado, ya que su ejército de voluntarios es uno de los firmantes del alto el fuego que puso fin al conflicto en 1953.

La de mañana será la primera cumbre trilateral entre estos países vecinos tras una época marcada por el empeoramiento de sus lazos, especialmente de Seúl y Pekín con Tokio, al que se acusa de minimizar atrocidades del Japón Imperial durante la colonización de ambos países en el siglo XX.

Los viajes de Moon y Li a Tokio supondrán además los primeros que realizan máximos mandatarios de Corea del Sur y China a Japón en más de siete años.

Tras la cumbre trilateral, los responsables chino y surcoreano mantendrán respectivos encuentros bilaterales con el primer ministro nipón.

Moon regresará a Seúl el mismo miércoles, mientras que Li permanecerá tres días más en Tokio para reunirse con diferentes miembros del Ejecutivo de Abe y tratar también asuntos de cooperación económica y comercial.

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar