Todos contra Guido Gómez y Abel Martínez  

Por Alfredo de la Cruz

El Partido Revolucionario Moderno (PRM) salió de las propias entrañas del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) cuando las condiciones para el ejercicio de los derechos cívicos se tornaron difíciles o imposibles debido a que fueron conculcados por Miguel Vargas Maldonado, a la sazón su presidente. 

 

En estas condiciones marcharon a la nueva propuesta partidaria connotados dirigentes que la convirtieron en una franquicia exitosa, tan exitosa, que terminó derrotando al Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y al PRD en las elecciones nacionales del año 2020. 

 

Sin embargo, a dos años de llegar al poder, el PRM está recibiendo leves sacudidas por unas bases que en su relato entienden que la alta dirigencia partidaria, no solo se ha olvidado de ella, sino que incluso, también le ha conculcado sus derechos al ejercicio cívico de elegir a las autoridades nacionales de ese partido. 

 

Es, en medio de este escenario que han salido al menos dos proyectos que buscarían disputar la candidatura presidencial del PRM de cara al año 2024. Algunos estrategas han recomendado un acercamiento con las bases del PRM a través de acercarse a Guido Gómez Mazara. Lo que podría potencialmente unificar al PRM de cara a las elecciones presidenciales nacionales del año 2024.  

 

El acercamiento con Guido Gómez partiría del ofrecimiento de la candidatura como formula vicepresidencial de Luis Abinader para el próximo certamen electoral. A pesar de que esta idea, o más bien, esta hasta casi revolucionaria propuesta podría caer muy bien en las bases del PRM y llevarlo unificado a las próximas elecciones asegurando prácticamente el triunfo en primera vuelta, ha chocado con un obstáculo ciclópeo.  

 

Un impedimento nada desdeñable porque precisamente el obstáculo es uno de los funcionarios más poderosos del gobierno del presidente Luis Abinader. Esto, como ustedes entenderán ha dejado a más de uno con la boca abierta, porque si el desaguisado con Guido, arguyen se puede resolver y asegurar la unificación del PRM, pues entonces ¿Por qué oponerse a que Luis Abinader le ofrezca la candidatura vicepresidencial del PRM a Guido Gómez Mazara? Algo que es difícil de entender desde el pragmatismo. 

 

Sin embargo, este entuerto nos permitir extraer varias interesantes lecturas que podrían pasar desapercibidas sobre las implicaciones que esto podría tener a lo interno y también a lo externo del PRM y que lo conecta con Danilo Medina, el PLD y David Collado. 

 

Para comprender esto, hay que entender que la base social histórica del PRM, desde que era PRD fueron los segmentos de clase pobre, ubicados en el último tramo de la pirámide socioeconómica. Podríamos decir incluso que se vincularon al discurso de este partido en su idea de socialdemocracia en el ámbito liberal y democrático del espectro político. 

 

De a poquito el PRM fue abandonando esos ideales y acercándose al conservadurismo. Pero, para llegar al poder agarró de la mano, de nuevo, a esos sectores sociales pobres, sobre el entendido de que, la división del PLD podría servir de punto de apoyo para llegar al poder. 

 

La militancia del PRM puso sus esperanzas en un ejercicio gubernamental que se pareciera a los pobres, es decir a ellos mismos: las bases. Sin embargo, hoy existe una percepción en parte de esa base y en una buena parte del país de que una burguesía trepadora, voraz y hábil se apoderó del PRM y también de los estamentos del propio Estado.  

 

Lo que provoca una desconexión gobierno – partido – sociedad porque los burgueses con mandos en el PRM no tienen compromisos con la clase social baja que fue la que hizo el trabajo para vencer al PLD. Eso es, al menos, lo que ellos entienden. 

 

Por eso, intereses económicos en el ámbito gubernamental, donde se sitúa este poderoso funcionario que al principio les mencioné están opuestos a cualquier figura que le pueda restar la atención del presidente Abinader respecto de ellos. Pues lo quieren todo para ellos. ¿Recuerdan cuando Joaquín Balaguer afirmaba esto en el pasado?  

 

Lo que de ser aceptado por Luis Abinader podría tener consecuencias impredecibles para el PRM. Porque el PRM necesita mantener su base de apoyo popular para mantener equilibrada la relación partido – gobierno – sociedad. 

 

Eso explica porque, este poderoso funcionario de palacio se opone a la candidatura de Guido Gómez Mazara a la vicepresidencia de la república por el PRM, en representación de los “wawawa” y prefiere aventurarse a buscar afuera del PRM un candidato para la vicepresidencia del PRM que asegure la continuidad del control que esa elite económica quiere mantener en el gobierno dominicano. 

 

La cuestión es también que, un PRM unificado de cara al 2024 forzaría al PLD de Danilo Medina a cambiar su estrategia frente a una unión con la Fuerza del Pueblo de Leonel Fernández. Una situación que no es del agrado de Danilo Medina.  

 

En este punto los caminos de este poderoso funcionario (que representa poderosos intereses económicos de una muy poderosa y famosa familia dominicana) se cruzan con los de Danilo Medina presidente del PLD y un enemigo jurado de esta familia, la cual entiende y siente que Danilo Medina en sus gobiernos les maltrató y vejó. 

 

Pero dado que el poderoso funcionario no quiere un PRM unido en base a una boleta presidencial cuya formula vicepresidencial sea Guido Gómez y como Danilo Medina huye como el diablo a la cruz a una posible alianza con Leonel Fernández y la Fuerza del Pueblo se verían forzados a unirse con fines estratégicos.  

 

Este poderoso funcionario, a quien no le interesa un “wawawa” de vicepresidente, tampoco quiere a la “popi” Raquel Pena repitiendo en la vicepresidencia. Porque, sus planes van en colocar al alfil de esa poderosa familia empresarial en la candidatura vicepresidencial de la república por el PRM y ya supongo que ustedes han hecho conexión que este alfil es, el ministro de turismo y exalcalde del Distrito Nacional David Collado.   

 

Danilo Medina como se sabe, cuenta con un equipo mediático muy fuerte, muy poderoso que es prácticamente el mismo que construyó en su estadía en el poder, algo que no se puede construir de la noche a la mañana por todas las implicaciones logísticas y económicas que esto conlleva. Este equipo mediático sería muy útil a nuestro poderoso funcionario para montar su estrategia mediática.  

 

Pero, además, el liderazgo de Danilo Medina está seriamente cuestionado y amenazado en el PLD, ya que, él pensaba que, en el próximo proceso interno del PLD, él iba a completar su dominio de todo ese partido, al poner él mismo, su candidata presidencial. 

 

Sin embargo, el surgimiento de Abel Martínez un desafiante aspirante a la candidatura presidencial del PLD le ha trancado el juego a Danilo Medina, pues Abel Martínez, en un político de armas tomar y le ha hecho frente, a las pretensiones danilistas de poner en el PLD a Margarita Cedeño como su candidata presidencial. 

 

Por primera vez desde la salida de Leonel Fernández del PLD en el año 2019, el liderazgo de Danilo Medina está seriamente amenazado y esa amenaza la representa Abel Martínez por factores diversos que no son objeto de este análisis. 

 

Pero es importante dejar establecido, en este punto que, algunos liderazgos en el PLD con ciertos niveles de poder, en miras a acariciar la idea de un triunfo electoral, estarían dispuestos a ponerse de acuerdo con Leonel Fernández a contrapelo de ceder antes Danilo Medina. 

 

La cuestión es que Danilo Medina está inhabilitado y “por ahora” no es opción de poder. Otro detalle es que, Danilo Mediana ha colocado su apuesta en Margarita Cedeño, persona que desde su concepción mental o desde su personalidad, el entiende que puede ser controlada o dirigida por él y ya nos hemos referido antes a esto por acá y el porqué. Pueden buscar nuestra reflexión de mediados de junio “Candidato presidencial PLD podría no decidirlo la base”. 

 

Pero, con un PRM unificado en base al consenso, en torno a un Luis Abinader candidato presidencial que mantiene altos niveles de preferencias en la sociedad dominicana y un Guido Gómez Mazara candidato vicepresidencial con el cariño de las bases. Danilo Medina entiende que tendría poco que buscar frente a unas negociaciones con Leonel Fernández y la Fuerza del Pueblo de cara a las elecciones de 2024 donde Leonel Fernández, si podría tener que ofrecerle a los peledeistas.  

 

Como se ve, el poder lo tiene hoy el PRM y lo que se hace en el PRM influye e impacta en la vida política y económica nacional. O, dicho de otra forma, obliga a los empresarios y a la oposición política a encuadrar sus fichas estratégicas en función del partido de gobierno.

 

Por Alfredo De la Cruz Rijo 

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar