Tiger Woods jugará con su hijo en su vuelta a los torneos tras el accidente

Por EFE miércoles 8 de diciembre, 2021

EL NUEVO DIARIO, LOS ÁNGELES.- Tiger Woods anunció este miércoles su regreso a la competición tras su grave accidente de coche y detalló además que en el torneo de su vuelta estará acompañado por su hijo, el también golfista Charlie Axel Woods.

“Aunque ha sido un año largo y desafiante, estoy muy emocionado de cerrarlo compitiendo en el PNC Championship con mi hijo Charlie. Jugaré como un padre y no podría estar más emocionado y orgulloso”, escribió Tiger Woods en su cuenta de Twitter.

El PNC Championship es un torneo de golf que se celebra en Orlando (EE.UU.) con una premisa bastante singular: lo disputan campeones de un major junto a un miembro de su familia.

Antes conocido como Father/Son Challenge (Desafío Padre/Hijo, en inglés), la edición de este año tendrá lugar del 16 al 19 de diciembre.

Tiger y Charlie Axel Woods, de 12 años, participaron en el PNC Championship de 2020, donde alcanzaron el séptimo puesto.

Este torneo será el primero que dispute Tiger Woods desde el accidente que sufrió el pasado 23 de febrero en Los Ángeles (EE.UU.), que le dejó importantes secuelas físicas, sobre todo en la pierna derecha, de las que todavía se está recuperando.

Considerado como uno de los mejores golfistas de todos los tiempos, Woods admitió a finales de noviembre que, tras su accidente, “nunca” volverá a ser el jugador de antes y señaló que ya no podrá dedicarse al deporte profesional al cien por cien.

“Creo que algo realista para mí es jugar en el PGA Tour algún día, pero nunca a tiempo completo, nunca más (…). Pero sí escoger y elegir algunos torneos al año”, dijo en una entrevista con la revista Golf Digest.

“Así es como creo que voy a jugar al golf de ahora en adelante. Es una realidad desafortunada, pero es mi realidad, la entiendo y la acepto”, añadió.

Aunque es muy conocido por ser un feroz competidor y un deportista tremendamente ambicioso, Woods, de 45 años, parece en paz con la posibilidad de que no pueda regresar a su mejor nivel ni a jugar a tiempo completo.

“No tengo que competir y jugar contra los mejores jugadores del mundo para tener una gran vida”, indicó.

“Tras mi operación de espalda en 2017 fue como si tuviera que escalar el Everest una vez más. Tenía que hacerlo y lo hice. Esta vez no creo que tenga ya el cuerpo para escalarlo y está bien. Puedo participar del golf y, si mi pierna está lo suficientemente bien, quizá pueda jugar un torneo aquí o allá. Pero subir arriba de la montaña de nuevo no creo que sea una expectativa realista para mí”, argumentó.

Apple Store Google Play
Continuar