‘The Irishman’: el ocaso de los gánsteres

Por El Nuevo Diario viernes 6 de diciembre, 2019

Yasser Medina

@Cinemaficionado

www.cinemaficionados.com

Mi interés por ver el ‘El irlandés’ comenzó hace unos doce años. En ese entonces todavía se encontraba en el infierno del desarrollo. Me enteré de su anécdota leyendo artículos sobre gánsteres y escudriñando posibles adaptaciones de libros similares. Inmediatamente quedé sorprendido al saber que uno de mis directores favoritos, Martin Scorsese, quería llevar al cine una adaptación de ‘I Heard You Paint Houses’, escrita por Charles Brandt. El libro detalla el expediente de Frank Sheeran, un presunto asesino a sueldo de la mafia que confiesa los crímenes que cometió trabajando para la familia Bufalino, incluyendo los homicidios de Joe Gallo y el sindicalista Jimmy Hoffa. Cuando leí la noticia que se produciría semejante película de gánsteres dirigida por Scorsese y protagonizada por Robert De Niro, el retirado Joe Pesci y Al Pacino no podía creerlo. Al ser abandonada por la Paramount por exceder el presupuesto deseado de 100 millones, perdí la esperanza de verla, aunque ella regresó a mí el día en que Netflix asumió el proyecto y puso la financiación en marcha. Hoy en diciembre de 2019, mi deseo se cumplió.

Después de esperar todos esos años, finalmente vi ‘El irlandés’, estrenada recientemente en la plataforma de Netflix. La vi en las profundidades de mi sala oscura. Y estoy tratando de disimular el impacto que me ha causado. Es una obra monumental sobre la postrimería del gánster norteamericano, la consagración culminante del tríptico de Scorsese iniciado por ‘Buenos muchachos’ y continuado por ‘Casino’, pero ligeramente diferente en la ejecución.

Está ejecutada con un estilismo imponente en el que todo parece afinadamente sincronizado con la narrativa prodigiosa del guion de Steven Zaillian, la meticulosa reconstrucción del período, las actuaciones formidables de tres actores legendarios, el rítmico montaje de Thelma Schoonmaker, la belleza fotográfica de Rodrigo Prieto y los increíbles efectos visuales de rejuvenecimiento. Me divierte, me entristece y me deja desolado cuando describe la naturaleza del poder a través de textos como el perdón, la alevosía y la lealtad. En sus tres horas y media de metraje nunca me siento cansado y la crónica de Frank Sheeran me intriga bastante, porque no solo delinea la carrera de un matón en el ocaso que recuerda los tiempos en que pintaba casas, sino también la moralidad corrompida de una nación que olvida el pasado con facilidad.

La película recurre a prolongadas escenas retrospectivas para narrar la historia de Sheeran en varias décadas. Sheeran es un veterano de guerra y un camionero que en un asesino contratado por una familia mafiosa liderada por el temido y prudente Russell Bufalino (Joe Pesci), con quien desarrolla una fuerte confraternidad que lo pone a prueba cuando, irónicamente, revela también una afanosa simpatía por el líder sindicalista Jimmy Hoffa (Al Pacino).

El relato de Sheeran le permite a Scorsese trazar un estudio ingenioso sobre la corrupción y los límites de la autoridad desde la óptica casi subjetiva de un individuo brutal que, insólitamente, se halla en una encrucijada ética, pendiendo de un hilo muy delgado entre la lealtad y la traición. Asimismo, edifica en segundo plano trasfondos que examinan los acontecimientos más oscuros de la política norteamericana del siglo XX y los posibles arquitectos de la mafia que se involucraron en incidentes.

La película Scorsese despliega todo su arsenal estético para concebir una especie de revisión al género gansteril, pero que se abstiene a la glorificación. Cuenta con actuaciones formidables de Al Pacino, Joe Pesci y Robert De Niro. Su estilo adquiere un sentido depuración sumamente controlado, alejado del frenesí que lo caracteriza. Me despido de ella bajo una profunda reflexión, convencido de que he visto uno de los eventos cinematográficos más extraordinarios del siglo XXI. Salgo conmovido con las memorias de ese irlandés avejentado sometido al desliz de la soledad al final de su vida. Es casi una obra maestra sobre la vejez, la muerte y el significado del olvido.

Ficha técnica

 

Título original: The Irishman

Año: 2019

Duración: 3 hr 29 min

País: Estados Unidos

Director: Martin Scorsese

Guion: Steven Zaillian

Música: Robbie Robertson

Fotografía: Rodrigo Prieto

Reparto: Robert De Niro, Al Pacino, Joe Pesci

Calificación: 9/10

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar