Tercera dosis de vacunas contra covid-19

Por María Hernández

No se pone en dudas el interés de las autoridades de salud de nuestro país en estar a la vanguardia de todo lo concerniente a la utilización de vacunas  con el objetivo de inmunizar a la población del COVID-19 con las  dosis que para ello tengan que utilizar.

La inquietud que embarga a la ciudadanía es por qué la prisa en querer colocar una tercera dosis si apenas un  pequeño porcentaje de la población dominicana se encuentra vacunada.

El país debe concentrarse en vacunar cerca del 95 %  de la población, opinan  expertos. Nuestro país de 10,5 millones de habitantes ya ha aplicado la primera dosis de la vacuna a unas 4,7 millones de personas, es decir un 44% de la población, mientras que unos 2,6 millones de personas, el 24,3% ya han recibido la segunda dosis. La tercera dosis de la vacuna se aplicará en nuestro país un mes después de la segunda y será de una farmacéutica distinta a las dos primeras dosis.

En qué investigaciones se basan las autoridades nacionales  para colocar al país en la primera fila en cuanto a la colocación de una tercera dosis de vacuna. La República Dominicana es un país que no acostumbra a coger a su población de laboratorio, por lo que se debería estudiar esta disposición antes de poner en práctica esta tercera fase de inoculación hasta que los especialistas no estén todos de acuerdo en los beneficios que para las personas representaría esta nueva etapa de vacunación.

El pasado ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas quien es titular de la Secretaría de Salud del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) afirmó que no hay estudios concluyentes que establezcan la necesidad de una tercera dosis de vacuna contra el COVID-19.

Mientras el doctor Pedro Ureña, reconocido cardiólogo dominicano indicó que no hay data para aplicar una 3ra dosis antes de los seis meses y mucho menos de una vacuna diferente y que si existe un estudio que avale esa disposición el Gabinete de Salud debe presentarlo.

De su lado, el doctor Anthony Fauci principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos y director ejecutivo de Pfizer dijo que es probable que las personas vacunadas contra la COVID-19 necesiten una dosis de refuerzo en cuestión de un año. ” Sabemos que la eficacia de la vacuna dura menos de seis meses, y es probable que dure bastante más, pero creo que casi sin duda necesitamos una vacuna de refuerzo en algún momento más o menos un año tras recibir la primaria”, dijo  en entrevista a CNN.

En nuestro país, para  el infectólogo Clemente Terrero va bien en el proceso de vacunación y dice que no importa que se vacune con una tercera dosis. Sostiene que algunos pacientes no han desarrollado inmunidad suficiente aún recibiendo las dos dosis por lo que recomienda una tercera dosis para poder llegar a la normalidad y se tiene que haber logrado  un estado de inmunidad. Puso el ejemplo del presidente del Colegio Médico Dominicano, Waldo Ariel Suero que aún con las dos dosis no había logrado su inmunidad.

China, uno de los mayores productores de vacunas del mundo y que ya ha vacunado a más de 65 millones de personas estudia la posibilidad de una tercera dosis de sus vacunas Sinovac y Sinopharm  para prevenir contagios con las nuevas variantes de la enfermedad que han aparecido en algunos países pero no ha informado en qué fecha  se pondría en práctica esa medida.

Chile  es de los pocos países de América Latina que ha hablado del posible  uso de una tercera dosis de vacunas en septiembre.

De acuerdo a datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de  Estados Unidos , a finales de mayo pasado, el 80 por ciento de los mayores de 65 había sido vacunado en ese país, mientras en el segmento de entre 18 y 29 años el porcentaje era de menos del 40 por ciento. Aún en esa poderosa nación no se habla de la posibilidad de una tercera dosis de vacunas.

La Coalición Internacional de Autoridades Reguladoras de Medicamentos (ICMRA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) dieron a conocer una declaración conjunta para los profesionales de la medicina donde explican los beneficios que ha dejado la vacunación en el mundo. Destacan que la vacunación ha demostrado que reduce los índices de síntomas graves y de defunciones causados por la COVID-19 y que permite disminuir  la transmisión del virus que la causa, por lo que es importante vacunar al máximo posible de personas para reducir la propagación de esta enfermedad. Sin embargo, no hablan de la posibilidad de una tercera dosis, en estos momentos.

Mientras, los científicos y las farmacéuticas estudian si una tercera dosis o dosis de refuerzo de la vacuna contra el covid-19 se va a necesitar en el futuro ya en nuestro país eso está decidido y las autoridades de salud se aprestan a iniciar, en lo inmediato, la aplicación de una tercera dosis de las vacunas, a pesar de que aún no se ha iniciado ese proceso  en los centros de vacunación en las últimas 24 horas.

Si es que se tiene en reservas una gran cantidad de vacunas y temen que se dañen se las pueden ofertar a naciones que no han vacunado a su población, como Haití, o de otros países cercanos, para que no se tenga que exponer a la población doblemente vacunada a posibles efectos adversos con una tercera dosis de vacuna.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar