Tensión en Ucrania inquieta al mundo

Por María Hernández viernes 11 de febrero, 2022

Cuando el mundo comienza a levantarse de los estragos de la pandemia del Covid-19 y algunos países europeos han dejado atrás la mayoría de las medidas restrictivas que habían implementado por la mortal enfermedad, que ha dejado millones de decesos y contagios, la diplomacia internacional se pone en práctica para tratar de detener la profundización de un conflicto entre Rusia y Ucrania con la intervención de grandes potencias aglutinadas en la Organización del Atlántico Norte (OTAN que produciría impactos  sin precedentes en los países a nivel global.

El gobierno ruso de Vladimir Putin niega que esté preparando una escalada a gran escala en Ucrania pero las autoridades y la población ucranianas aseguran que en sus fronteras se entrenan más de 35 mil soldados de origen ruso. Rusia y Bielorrusia han iniciado 10 días de ejercicios militares en la zona del conflicto con Ucrania, que se realizarán hasta el 20 de febrero, según destacan los medios de comunicación.

Mientras, el primer ministro británico Boris Jonhson ha enviado tropas a Polonia y Estados Unidos enviará tropas a Polonia y Rumania. Estados Unidos afirma que Rusia no debe subestimar la unidad de los países de la OTAN.

Del lado de Ucrania, profesionales de diferentes áreas abandonan sus carreras para alistarse a luchar por su país : “Si nuestro país se mantiene unido podremos luchar contra la federación Rusa”, dijo un estudiante de medicina que dejó la carrera para prepararse y poder ingresar a una academia militar para luchar contra los rusos, dijo el ciudadano al medio Euronews.

Se recuerda que Ucrania es uno de los países que formaban parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas hasta la separación de esas naciones en 1991.

Los intereses materiales de unos pocos no pueden estar por encima de la mayoría de la población a nivel mundial que sentirá los estragos de una guerra que repercutirá hasta en el más lejano de los continentes.

Como en otras ocasiones en que las tensiones han aflorado en muchas naciones a punto de llegar a confrontaciones bélicas, la diplomacia es el arma menos letal con que cuentan los países para ponerse de acuerdo y dirimir sus diferencias, de manera pacífica.

Francia, Alemania, Reino Unido y España son de los países europeos que han mantenido contacto diplomático tanto con Rusia como con Ucrania para intentar detener una confrontación que parece incrementarse al pasar de los días intentando allanar la vía para una desescalada.

Una de las razones, por  todos conocidas, es la disputa que mantienen, desde hace años, Rusia y Ucrania por la provincia de Crimea, que es reclamada como suya por los rusos y en donde conviven ucranianos y ciudadanos de Rusia como una misma comunidad en donde comparten su cultura e idioma.

El despliegue militar, por tierra, mar y aire que se está moviendo en el entorno de Ucrania da a entender que los países envueltos en el conflicto no tienen dentro de sus planes la idea de volver para atrás a menos que las partes involucradas cedan en las peticiones que se les hacen.

Ucrania logró su independencia el 24 de agosto de 1991. Es una República presidencialista- parlamentaria cuyo presidente es Vladimir Zelenski y tiene una población de 41.418.717 personas en un territorio de 603.548kilómetros. Es un extenso país de Europa Oriental cuya capital es Kiev. Hace frontera con Rusia, Polonia, Moldavia, Bielorrusia, Hungría, Rumania y Eslovaquia.

Polonia , Rumania y Bielorrusia, que hacen frontera con Ucrania, son  de los países que están cooperando con  los aliados de la OTAN  y permitiendo que se realicen maniobras militares en sus fronteras para luchar contra el país ucraniano, lo que aumenta la tensión entre la población ucraniana.

Dentro de las últimas noticias del conflicto medios como El Mundo señalan que Rusia ha reconocido que prepara un plan de evacuación para personal que no es esencial en su embajada en Kiev, debido a la situación beligerante por la que atraviesan ambos países desde hace semanas.

Mientras, Ucrania está protestando por las maniobras navales de los rusos en su entorno las cuales imposibilitan que puedan navegar por el mar Negro.

Sin embargo, el primer ministro británico Boris Johnson advirtió que la invasión de Rusia a Ucrania se convertiría en un desastre tanto político, humanitario como  militar.

De su lado, el presidente de Estados Unidos Joe Biden advirtió, este jueves, que la situación puede “descontrolarse rápidamente”.  Sostuvo que “si el presidente de Rusia, Vladimir Putin, es lo suficientemente tonto como para invadir, es lo suficientemente inteligente como para, de hecho, no hacer nada que afecte negativamente a los ciudadanos estadounidenses”, publicó CNN.

 Algunos expertos consideran que China es uno de los grandes favorecidos en esta contienda pues tiene buenas relaciones tanto con Rusia como con Ucrania  y se ha mantenido firme con llamamientos a ambos países a mantener la calma y a abandonar la mentalidad de “Guerra Fría” que tienen.

La preocupación principal del presidente ruso Vladimir Putin y por la que amenaza con invadir a Ucrania es que ese país no sea aceptado por la OTAN, algo que no se vislumbra, por el momento, por lo que el conflicto no tiene una causa real, en ese sentido.

Ucrania es un país rico en la producción de miel situándose como uno de los mayores productores mundiales con más de 400.000 apicultores. También es uno de los grandes productores de cereales como maíz, cebada y trigo.

Que la cordura retorne a todos los países que están envueltos en esta contienda en la que, de escenificarse, afectaría a una población, como la ucraniana,  que está dispuesta a luchar con todas sus fuerzas para defender a su nación que no quiere volver a estar bajo las botas de los rusos y al planeta, en general, por los efectos indirectos que dejaría una guerra como esa  a todos los países a escala mundial.

Por: María Hernández

Comenta