¡Tenemos una cita con la historia!

Por Liza Collado sábado 4 de julio, 2020

La democracia moderna no podría funcionar  sin los procesos electorales. Las elecciones constituyen uno de los instrumentos claves en la escogencia de los gobernantes, la participación de los ciudadanos, el control del gobierno por ella y la interacción entre los Partidos o agrupaciones políticas.

Este domingo 5 de julio se realizan las elecciones extraordinarias generales en la República Dominicana. Un encuentro democrático en el que seremos testigos del acontecimiento histórico más relevante de los últimos tiempos, dónde todo apunta hacia el ascenso al poder de una fuerza política con solo 9 meses de formación, Fuerza del pueblo.

Los que somos un poco más a adultos, recordamos que en el año 1996 el presidente Leonel Fernández ganó las elecciones en la segunda vuelta electoral, convirtiéndose en presidente y de inmediato, en el líder del Partido de la Liberación Dominicana.

Fue un período extraordinario, preñado de grandes logros y avances, en el que se inició la reforma y organización del Estado. Los dominicanos pudimos recorrer el mundo a través del internet con la llegada de las computadoras.

La dinamización de la economía en esa época siempre será un referente, pues las principales tiendas del país se convirtieron en grandes comercios y cadenas de supermercados, generando así cientos de miles de empleos. Tener una lavadora o estufa era solo para los más pudientes y la enorme facilidad de acceso al crédito lo cambió, cientos de miles de  familias dominicanas aumentaron su calidad de vida de una manera asombrosa.

En ese cuatrienio, el factor más importante lo determinó el crecimiento económico, Fernández llevó el PIB de 22,000 a más de 40,000 millones en tan solo 4 años, lo que representó un crecimiento sostenido de casi el 8% anual.

Luego de la desastrosa gestión del presidente Hipólito Mejía en el período 2000-2004, en el que se llevaron a la quiebra tres entidades bancarias, y estuvo marcada por  una inflación de más de tres dígitos, la escasez de combustibles y  la devaluación del peso, situación por la que aún pagamos la recapitalización del Banco Central, Leonel Fernández regresó en 2004, para rescatar la confianza y todos los indicadores económicos.

Con su desempeño y manejo eficiente de la gestión pública, la República Dominicana recobró su crédito internacional en 2004, por su visión de la educación, se amplío la Universidad Autónoma de Santo Domingo UASD, construyéndose recintos en las tres regiones del país.

Desde la referida fecha hasta el año 2012, nuestro país experimentó un crecimiento macroeconómico de 7% promedio anual, se construyeron dos importantes Institutos tecnológicos, soluciones viales, el metro de Santo Domingo, puentes, carreteras, túneles, elevados, se ejecutaron programas de apoyo al campo y la industria.

Es Leonel Fernández quién implementó los beneficios a los servidores públicos y puso en marcha los Programas de subsidios sociales, que hasta la fecha, exhibe el actual gobierno.

Votando por Leonel, gana el país.

Refería Miguel De Cervantes qué “La historia es émula del tiempo, depósito de las acciones, testigo de lo pasado, ejemplo y aviso de lo presente, advertencia del porvenir”. Este domingo tenemos una cita con la historia, los dominicanos debemos rescatar nuestra dignidad social y escoger a Leonel, de todas las opciones es el candidato de mayor experiencia en el manejo de crisis y de más prestigio, para rescatar la confianza perdida.

Por. Liza Collado

Anuncios

Comenta