Temer dice que Brasil dejará la Minustah con “sensación del deber cumplido”

Por EFE lunes 14 de agosto, 2017

EL NUEVO DIARIO, Brasilia, 14 ago (EFE).- El presidente de Brasil, Michel Temer, aludió hoy a la Misión de Estabilización de la ONU para Haití (Minustah) y ratificó que los soldados brasileños comenzarán a regresar a fin de mes con la “sensación del deber cumplido”.

Temer participó en un acto de promoción de nuevos generales y en un breve discurso elogió la tarea desempeñada durante 13 años por las Fuerzas Armadas del país en el comando de las tropas que configuraron la Minustah.

“A lo largo de estos 13 años, nuestras Fuerzas Armadas dieron muestras inequívocas de su formación ejemplar” y “dejarán Haití a partir del próximo 31 de agosto con una plena sensación del deber cumplido”, declaró el gobernante.

La Minustah fue creada en 2004 con el objetivo de apoyar a Haití después de que un movimiento armado derrocara al entonces presidente Jean-Bertrand Aristide, y reforzada luego para ayudar a esa nación a recuperarse tras el terremoto de 2010.

Pese a ser considerada como la misión de paz más exitosa, con más duración y movilización de tropas en que ha participado Brasil, la Minustah también ha sido objeto de críticas por su elevado costo para el país y por el número de bajas.

Según el Ministerio de Defensa, Brasil invirtió 2.550 millones de reales (796 millones de dólares) en la Minustah, pero la ONU, hasta ahora, solo le ha reembolsado 931 millones de reales (290 millones de dólares).

Más allá del coste, 25 militares brasileños murieron durante la misión, 18 de ellos en el terremoto de 2010, y dos comandantes fallecieron en el ejercicio de su cargo.

La decisión de poner fin a la Minustah la tomó el Consejo de Seguridad de la ONU en abril pasado, cuando también determinó que permanezca en esa nación antillana un pequeño contingente policial.

Esta nueva misión no tendrá personal militar y será mucho más reducida, compuesta por un máximo de siete unidades de policía y 295 agentes.

Durante los 13 años en que se mantuvo la Minustah, Brasil aportó un total de 37.500 militares y el último contingente, formado por 250 uniformados, partió hacia Haití el pasado 1 de junio y está previsto que regrese al país en forma escalonada, a partir del próximo 31 de agosto. EFE