Tapar el sol con un dedo: No es posible

Por Francisco Rafael Guzmán

Por más que se quiere aparentar lo que no es real, no es posible ocultar la falacia de aquello que se dice y se piensa interiormente, lo cual consiste en asertos sobre lo que otros han hecho o sobre lo que uno mismo hace que  es contradictorio con la realidad de lo que otros  han hecho o hacen y de lo que uno hace. Hoy siendo el Partido Revolucionario Moderno el partido que gobierna y/o dirige el Estado dominicano -partido que hasta hace poco tiempo podría parecer una entelequia o un club político decimonónico de gamonales y aristócratas latinoamericanos en formación- se siente orondo con el poder y especialmente orondos se sienten el presidente de la República y algunos altos dirigentes de ese partido. La verdad es todo parece indicar que en materia de gobernar mal, pese a la tan cascareada independencia del poder judicial, no tendrá que envidiar mucho a sus antecesores del Partido de la Liberación Dominicana, tan cuestionados por los perremeistas por el gran peculado a su paso por el poder, como única posible estratagema útil de campaña para poder desplazarlos.

 

El presidente Abinader Corona ni es un rey Midas y ni podrá serlo, no podrá convertir en oro las piedras o guijarros de los ríos para obras que beneficien a los necesitados, por el contrario los dueños de las granjeras parece que seguirán sacándolas de sus cauces destruyendo sus ecosistemas y enriqueciéndose ellos. Este gobierno, como ya hemos apuntado en artículos anteriores, es el que representa los intereses del gran empresariado, es decir: la gran burguesía, y de ahí no se va a salir, por eso es Luis Abinader el presidente de la Republica, Raquel Peña la vicepresidenta y Paliza quien es el presidente de ese partido es el ministro de la Presidencia; el PLD, por otra parte, como hemos dicho en otros artículos, es un partido que representa a la lumpen burguesía, pues se trata de un partido que reúne en su cúpula a millonarios que en su mayoría no tienen una tradición  de empresarios y muchos de ellos se han enriquecido a su paso por la administración pública. El gobierno del PRM probablemente deje una estela de corrupción y mal manejos de los asuntos públicos tal vez no muy distante de la corrupción de los gobiernos de Danilo Medina y Leonel. Aunque no todo lo que aparece en internet es verdad, pero muchas cosas que se publican son verdades. Aunque no se condene como corrupción lo que están haciendo los altos funcionarios de las empresas del servicio eléctrico es corrupción, porque aunque se amparen en leyes que les permitan subirse los sueldos tan altos, eso es corrupción porque no se justifican sueldos tan altos. Aparentemente, por eso le subieron el monto en la facturación a muchos usuarios del servicio, pero probablemente -según dicen- no por aumento de la tarifa ni aumento tan grande en el consumo. A quien escribe le subieron aproximadamente un 100 %.

 

También es corrupción, aunque la ley lo permita, los altos sueldos que tienen algunos comunicadores y algunas comunicadoras pagados por el gobierno, algunos de los cuales hasta más altos que el suelto del presidente de la República. Esto apareció en las redes meses atrás. Es corrupción que a empresarios privados se les permita evadir impuestos o no someterlos si en el pasado lo hicieron. Un comunicador que aparece en un video en las redes, cuyo nombre parece ser Manuel Núñez y su programa lleva por nombre: A Fuego Lento, denuncia un decreto concesionario de permiso para extracción de materiales de fecha 22 de junio bajo la supuesta autorización de Orlando Jorge Mera, pero este había fallecido ya varios días antes. Eso parece ser una falsificación de documento. Si no es corrupción, habría que preguntarle a Bruno Rosario Candelier como se le llamaría. Otorgar pensiones a personas que todavía no calificaban para pensiones, ya que ese mismo comunicador hace la denuncia de que en San Cristóbal se estaba dando ese caso con miembros del PRM, con pensiones cuyos montos irían de 20,000 a 60,000 pesos, eso es corrupción de ser cierta la denuncia.

 

Antes de que la palabra corrupción se aplicara en referencia a la mala conducta de los malos funcionarios al pasar por la administración pública, debió tener su origen y comenzar a aplicarse en la biología y su significado referirse al estado de descomposición o putrefacción de los cuerpos biológicos, es decir a los cadáveres de seres humanos y animales, o bien, al estado de putrefacción de los vegetales. Aplicado a la administración pública es muy buena la comparación, pero es bueno que el presidente Abinader entienda que con las alianzas público-privadas que su gobierno pretende implementar es una podredumbre de país lo que vamos a tener, los que defendemos la autonomía y el carácter pública y estatal de la UASD esperamos que esta nunca sea tocada por ese anatema de su política.

 

Esto así, pese a que el estado de la conciencia universitaria en los uasdianos, expresado en los resultados del reciente proceso electoral en la Primada de América, no ofrece muchas esperanzas. El día de la juramentación del nuevo rector y otras autoridades electas se montó una parafernalia, con la inédita visita del presidente de la República, la que resultó de muy mal gusto para algunos de los elegidos porque no se le permitió su entrada al lugar de sus juramentaciones. Aparentemente, en el lugar se escucharon consignas referentes a la promoción de la reelección. Con campañas mediáticas, apoyándose en las movilizaciones de masas de Marcha Verde el PRM llegó al poder, pero su gobierno está en lo mismo que hacían Danilo y Leonel. Nada nuevo brilla bajo el sol. Es posible que las campañas mediáticas de aquí en adelante no les den tantos resultados positivos.

 

En cuando a la UASD hay signos de que quieren borrar huellas de la Dra. Emma Polanco y el poder fáctico impuso a un rector, debido al mal estado de la conciencia universitaria en la UASD, pero un 40 % dio cuenta de no estar de acuerdo con el nuevo rector. Nadie podrá decir que la gestión pasada fue muy mala, pero el nuevo rector todavía tiene que gobernar para que se pueda  opinar con base y prueba. No se puede tapar el sol con un dedo, porque cada segundo según las estimaciones el astro rey convierte 700 millones de toneladas de hidrógeno en 695 millones de toneladas de helio, de ahí la luz que esparce en la vía láctea y más allá.

 

Por Francisco Rafael Guzmán F.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar