Taiwán rechaza la retórica intimidatoria de China y reafirma su soberanía

Por EFE martes 20 de marzo, 2018

EL NUEVO DIARIO, TAIPEI.- Taiwán reafirmó hoy su soberanía y rechazó las amenazas del presidente chino, Xi Jinping, que ha advertido de que China está preparada para emprender una “batalla sangrienta” contra sus enemigos y que no permitirá ningún intento secesionista.


En respuesta al discurso de Xi durante la clausura de la Asamblea Nacional Popular en Pekín este martes, el primer ministro taiwanés, Lai Ching-te, reafirmó la soberanía de la isla y rechazó la exigencia china de que el gobierno taiwanés acepte que es parte de China para evitar un conflicto.

“Si China ve el Consenso de 1992 (Taiwán y China son parte de una China, pero caben dos interpretaciones de esa China) como la única llave para abrir el desarrollo de los lazos a través del Estrecho, no será aceptado en Taiwán”, aseguró Lai durante una comparecencia ante el Parlamento.

El Ministerio de Relaciones Exteriores taiwanés también se pronunció al respecto anoche en una rueda de prensa en la que insistió en que Taiwán, bajo el nombre oficial de República de China, “es un país soberano e independiente” y que “no bajará la guardia” ante las intimidaciones externas.

El Consejo de Asuntos de China Continental, por su parte, acusó a China de querer robar a la isla sus talentos con unas políticas de incentivos para individuos y empresas taiwanesas que buscan llevarse capitales, talentos y tecnologías.

Xi aseguró ayer que cualquier acción para dividir el país está condenada al fracaso y prometió salvaguardar la soberanía y la integridad territorial, en medio de las crecientes tensiones con la isla, a la que China considera una parte inalienable de su territorio.

Estas tensiones se han acentuado con la llegada al poder en mayo de 2016 de la presidenta taiwanesa Tsai Ing-wen, del independentista Partido Demócrata Progresista, y tras la firma en Washington de la Ley de Viajes de Taiwán, que desbloquea la visita de altos funcionarios estadounidenses a la isla.

De hecho, estos días se encuentra en la isla Alex Wong, subsecretario adjunto de Estado, encargado de Asia Oriental y Pacífico en Estados Unidos, que tiene previsto reunirse con la presidenta taiwanesa.

Ante la escalada de la retórica china, la creciente intimidación diplomática y militar de Pekín hacia la isla, el jefe del Consejo Nacional de Seguridad de Taiwán, Peng Sheng-chu, prevé un deterioro de los lazos y mayor presión china.

Peng aseguró recientemente ante el Parlamento que “no se descarta que China intente arrebatar aliados diplomáticos a la isla” y que es también probable “el incremento de las maniobras militares chinas cerca de Taiwán”.

La consolidación del poder de Xi y la reforma constitucional que le permite ser presidente de por vida, “no disminuirán su urgencia por resolver la cuestión de Taiwán”, señaló Peng.

Además, “cuanto más poder tenga Xi, más presión ejercerá sobre Taiwán” y “nadie podrá detenerlo, ni oponerse”, agregó el jefe del Consejo Nacional de Seguridad durante una comparecencia legislativa.

Taiwán deberá prepararse para una mayor presión china, consolidar sus lazos con los 20 aliados diplomáticos y aprovechar la oportunidad que le ofrece la Ley de Viajes de Taiwán para intensificar sus contactos con Estados Unidos, añadió.

Apple Store Google Play
Continuar