Taiwán cambia a ministros de Exteriores y Defensa ante creciente cerco chino

Por EFE viernes 23 de febrero, 2018

EL NUEVO DIARIO, TAIPEI.- El primer ministro taiwanés, Lai Ching-te, anunció hoy una remodelación en su gabinete en la que se han reemplazado, entre otros, a los ministros de Defensa, Exteriores y Asuntos de China, en medio del creciente cerco militar y diplomático del Gobierno de Pekín.

El ministro de Asuntos Exteriores, David Lee, será sustituido por el secretario general de la Presidencia, Joseph Wu, que fue también jefe del Consejo Nacional de Seguridad y representante de la isla en Estados Unidos, informó el portavoz gubernamental, Hsu Kuo-yung.

Lee fue ministro de Exteriores desde la toma de posesión de la presidenta Tsai Ing-wen, en mayo de 2016, y bajo su liderazgo diplomático la isla ha perdido dos aliados, Santo Tomé y Panamá, y se enfrenta a un creciente cerco chino.

Por su parte, el ministro de Defensa, Feng Shih-kuan, será reemplazado por el secretario general del Consejo de Seguridad Nacional, Yen Teh-fa, mientras que el de Trabajo, Lin Mei-chu, será sustituido por el viceministro de esta cartera, Su Li-chiung.

Feng, ministro de Defensa desde la toma de posesión de Tsai, cuando China puso fin a la tregua en el pulso diplomático con la isla e intensificó los movimientos militares de aviones y barcos militares cerca de Taiwán.

El nuevo ministro de defensa es un general retirado, que ha servido en puestos importantes en el Ejército, incluidos el de jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas y viceministro de Defensa, y es jefe del Consejo Nacional de Seguridad desde mayo de 2017.

La ministra del Consejo de China Continental, Chang Hsiao-yueh, será reemplazada por Chen Ming-tong, que fue ministro de ese organismo del 2007 al 2008 bajo la presidencia del independentista Chen Shui-bian.

La remodelación, que según los expertos es una prueba de apoyo del primer ministro a la presidenta, tiene lugar en un momento de creciente cerco militar y diplomático de China, mientras se prepara la campaña para las elecciones locales de noviembre.

El 21 de febrero, un grupo de doce aviones del Ejército Popular de Liberación Chino pasaron por el canal de Bashi, entre Taiwán y las Filipinas, con bombarderos H-6K, cazas Shenyang J-11 y posiblemente aviones de transporte Shaanxi Y-8.

El ministerio de Defensa taiwanés confirmó el paso de estos aviones militares chinos y señaló que se trataba de unas maniobras militares de vuelos de largo alcance sobre el océano Pacífico que la isla seguía de cerca.

Desde el XIX Congreso Nacional del Partido Comunista Chino del pasado octubre, las incursiones de aviones militares chinos en el espacio aéreo taiwanés se han incrementado notablemente, y algunos expertos en EEUU advierten del peligro de un conflicto.

El reciente estudio “Hacer frente a la sorpresa en los grandes conflictos de poder”, publicado por el estadounidense Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS), describió como probable una eventual invasión china de Taiwán.

Mark Cancian, coronel retirado de la Infantería de Marina estadounidense, apuntó en el informe que no está seguro de que Washington tenga la capacidad de respuesta lo suficientemente rápida como para acudir en ayuda de Taiwán, en la eventualidad de un ataque sorpresa chino, que podría estar precedido por un ciberataque a gran escala.

 

Apple Store Google Play
Continuar