Tabaco, un problema que se mantiene entre los más jóvenes

Por EFE jueves 20 de febrero, 2020

EL NUEVO DIARIO.- Según la última encuesta sobre el uso de drogas en Enseñanzas Secundarias en España, la edad media de inicio en el consumo de tabaco se sitúa en los 14 años. España es el país de la Unión Europea donde se empieza a fumar antes.  El consumo diario entre los jóvenes españoles se sitúa en el 9,8 por ciento.

Por los micrófonos de “El Bisturí” han pasado el presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), Carlos Jiménez, experto en tabaquismo; María Matamoros, técnica en el área sobre drogas de Cruz Roja Juventud; y Teresa Sánchez Gutiérrez, psicóloga sanitaria experta en adicciones, profesora del máster en Psicología General Sanitaria de la Universidad Internacional de La Rioja.

Tabaco y salud

El neumólogo Carlos Jiménez explica que el tabaco tiene más de 4.000 sustancias tóxicas para la salud. Muchas de ellas son capaces de actuar de forma inmediata produciendo lesiones en células de nuestro organismo, sobre todo de los aparatos respiratorio y cardiovascular. Unas lesiones que se intensifican con el tiempo, si se sigue consumiendo, y que pueden llegar a producir graves enfermedades.

En cuanto a los cigarrillos electrónicos, asegura que “estamos ante un gravísimo problema para la salud pública. Primero, porque desde las multinacionales tabaqueras se está vendiendo como una forma más segura de consumir tabaco y eso no es cierto. Segundo, porque resultan muy llamativos a nivel visual y están dotados de olores y sabores que los hacen muy atractivos a los jóvenes; eso hace que lo utilicen cada vez más y como paso previo al consumo de cigarrillos normales”.

Algo que podría evitarse si se contemplara la actualización de la Ley Anti Tabaco de 2010. “Ayudó a que la población española se sensibilizara con este tema y a que se regulara su consumo en los lugares públicos, pero debe revisarse por diversos motivos”.

El primero, para vigilar su cumplimiento e interponer las denuncias correspondientes a aquellos que no lo hagan. El segundo porque se debe extender a lugares como estadios, parques públicos o playas, “y el tercero y último, para poner medidas enfocadas al abandono del hábito, mejorando la formación de los profesionales sanitarios implicados, aumentando las unidades de tabaquismo y promoviendo la financiación de fármacos para dejar de fumar”, expone.

Otro aspecto importante que trata el neumólogo es el incremento de casos de cáncer de pulmón entre las mujeres, un dato que tiene que ver con que ellas fumen más que los chicos, un 33 % frente a un 19 %.

“Es una auténtica epidemia de la que ya alertamos hace 10 o 15 años. Cada año aumenta el número de mujeres españolas que fallecen como consecuencia de cáncer de pulmón, mientras las cifras en los hombres disminuyen poco a poco”, advierte.

Por último, lanza un mensaje a los más jóvenes: “Deben pensar que pueden vivir incrementando su calidad de vida, evitando daños en su piel o los sentidos del gusto y el olfato. Si fuman se harán adictos  a la nicotina y permanecerán siendo adictos a esa droga”.

Anuncios