Suspenden cautelarmente la venta del 50 % de una filial de Petrobras a Total

Por EFE lunes 21 de agosto, 2017

EL NUEVO DIARIO, Sao Paulo, 21 ago (EFE).- La Justicia brasileña suspendió de manera cautelar la venta para la francesa Total del 50 % de la participación accionarial de TermoBahía, de la petrolera estatal Petrobras, que controla dos complejos termoeléctricos en el país suramericano, informaron hoy fuentes judiciales.

La decisión fue tomada por el juez federal del estado de Sergipe (noreste) Edmilson da Silva Pimenta con base en una acción popular interpuesta por la asociación Frente Nacional de los Petroleros, entre otras organizaciones sindicales.

La operación se enmarca dentro de la alianza estratégica que firmaron el año pasado ambas compañías por un valor de 2.200 millones de dólares y que preveía la venta del 25 % y del 35 % de los campos de Iara y Lapa, respectivamente, ambos en la zona de presal de la cuenca de Santos, entre otras transacciones.

Asimismo, la venta suspendida cautelarmente incluía el 50 % de la participación accionarial de TermoBahía, de Petrobras, que controla los complejos termoeléctricos Rômulo de Almeida y Celso Furtado, ambos en el estado brasileño de Bahía (noreste).

La Fiscalía consideró en su parecer que existen fuertes indicios de que dicha negociación, pese a “haber recibido el nombre de Alianza Estratégica, en verdad se amolda al Programa de Desinversión de Petrobras, ya impugnado por diversas acciones judiciales”.

En este sentido, el juez argumentó que la empresa se debe “a los principios de legalidad y publicidad”, pero en este caso, “los reglamentos pertinentes no están siendo observados ni siquiera mínimamente”.

Petrobras informó hoy que no fue todavía notificada sobre la suspensión y agregó “que, en caso de que haya sido concedida la medida cautelar, la compañía recurrirá, tal como hizo en procesos semejantes”.

La estatal lleva a cabo desde 2015 un ambicioso programa de desinversión con el objetivo de revertir la grave crisis económica que padece, agravada por el colosal escándalo de corrupción destapado hace más de tres años en su seno.

A través de ese plan de venta de activos, Petrobras pretende una reestructuración para reducir su tamaño y adecuarse a una coyuntura negativa provocada por la caída de los precios internacionales del crudo en los últimos años.

Para el periodo 2017-2018, la estatal espera vender activos por valor de 21.000 millones de dólares, que se sumarán a los 13.600 millones de dólares obtenidos en el bienio inmediatamente anterior.

Petrobras obtuvo un beneficio neto de 4.765 millones de reales (unos 1.500 millones de dólares) en el primer semestre de este año, revirtiendo así las pérdidas por 876 millones de reales (270 millones de dólares) que sufrió en el mismo período de 2016. EFE

Apple Store Google Play
Continuar