Supremo ordena a Capriles evitar bloqueos en protestas o irá a prisión

Por EFE jueves 1 de junio, 2017

EL NUEVO DIARIO, Caracas, .- El Supremo de Venezuela ordenó hoy al gobernador del estado Miranda (centro), el opositor Henrique Capriles, realizar las “acciones” necesarias para evitar el bloqueo de las vías en medio de las protestas que se registran en el país y advirtió que su incumplimiento podría derivar en penas de prisión.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ, Supremo), a través de la Sala Constitucional, ya ha publicado sentencias similares contra once alcaldes opositores.

La Corte señaló, en un comunicado de prensa, que Capriles, líder opositor y dos veces candidato presidencial, debe “realizar todas las acciones y utilizar los recursos materiales y humanos necesarios, en el marco de la Constitución y la ley, a fin de evitar que se coloquen obstáculos en la vía pública”.

Además, le pide proceder a la “inmediata” remoción de “obstáculos y mantener las vías y zonas adyacentes a estas libres de barricadas”.

El TSJ le ordenó además al gobernador “ejercer la protección de los vecinos y habitantes del municipio, impidiendo reuniones en las vías públicas que coarten el libre tránsito”.

Asimismo, indicó que debe acatar la sentencia, si no “pena de incurrir en desobediencia a la autoridad y exponerse a la sanción prevista en el artículo 31” de la Ley Orgánica de Amparo sobre Derechos y Garantías Constitucionales, que reza que quien incumpla con este mandamiento “será castigado con prisión de seis (6) a quince (15) meses”.

La sentencia surge debido a que, según señaló el TSJ, la Sala Constitucional admitió una demanda “por intereses colectivos” que fue interpuesta “por un grupos de ciudadanos” contra Capriles, tal y como lo informó ayer el diputado chavista Diosdado Cabello.

La medida del Supremo se produce cuando una ola de manifestaciones sacude al país desde hace 62 días, muchas de las cuales han degenerado en hechos de violencia que dejan al menos 60 muertos y un millar de heridos, según cifras de la Fiscalía venezolana. EFE