Sugerencias: tránsito y seguridad

Por Emilio Armando Olivo Sábado 8 de Abril, 2017

Creemos que todos estamos de acuerdo de que como anda el tránsito, de igual manera marcha un país y quizás la sociedad.

El tránsito nuestro en muchos sentidos es un caos aunque tenemos las mejores leyes sobre el tema, pero sin ser aplicadas a plenitud y si lo son violentadas por muchos que se creen los patos machos de la sociedad por el solo caso de ser autoridades, estar relacionados a las autoridades e incluso por el derecho a que se nos respeten hasta el center field y no solo la segunda base.

Apreciado lector. Hemos escrito varios artículos sobre el tema tránsito y puesto mucho énfasis en la educación formativa del futuro conductor u operador, sea mediante las escuelas para párvulos aprender a manejar hasta las escuelas y academias para aquellos que harán del operar un equipo desde dos a muchas ruedas, su oficio o profesión.

Es cierto que eso no se ha hecho antes con la debida seriedad, pues si tenemos muchas llamadas escuelas que enseñan cómo darle “pa lante” al volante y aunque algo es algo, no es lo suficiente.

Hoy, el saber manejar es tan imprescindible como siglos atrás el saber montar caballo o los marineros saber nadar, por lo que deberíamos contemplar la enseñanza de como operar minimamente ciertos equipos y agregaría, algo más aprender a conducir ordenadamente.

Ahora bien, el manejar o conducir es parte de nuestras necesidades y quizás de nuestros males al no saber hacerlo, pero conocer efectivamente las leyes, reconocer que es dura aunque es la ley, que debe ser respetada por las autoridades y el ciudadano común. Hacerla cumplir de manera sostenida es algo que debemos soñar todos. Que se cumpla la ley.

Reducir o eliminar la impunidad, debe ser parte del sueño de un buen ciudadano y cumplir la ley es parte de este deseo, que debería venir desde nuestras entrañas, desde el hogar y las escuelas.

Ahora bien. ¿Por qué decimos tránsito y seguridad?.

Muy sencilla, la razón, ya que si aplicamos las leyes de tránsito o cuales sean, tendremos una reducción significativa en la inseguridad y la criminalidad. Montar motores a caballito o más de dos personas va en contra de nuestra seguridad.

Son muchas cosas que podemos identificar de violaciones, pero mencionaremos algunas mostrando que estas pueden influenciar en la reducción de las violaciones, aunque no en ese orden.

Creemos que el andar sin placas los vehículos es una de las violaciones que pueden ser controladas fácilmente e incluso deberíamos volver a placas delante y detrás, en todos los vehículos de motor o simples, como las bicis de carga, las carretas, etc. esto puede ser controlado fácil si hay voluntad de las autoridades.

Un factor que debemos corregir es el tintado de los vidrios de los vehículos los cuales encubren muchas cosas, además del sol, muchas cosas non santas. Esto está afectando mucho el movimiento de personas que en casos son buscados por diferentes razones dentro de un vehículo. Claro que esto afecta a dirigentes que hay que bajarle los humos. El líder no se esconde.

Mal utilizar las aceras de diferentes maneras desde mal estacionarse a subirse en ellas a poner negocios sobre estas violándose los derechos de los transeúntes, genera violencia.

Utilizar las vías de manera contraría incluyendo el parqueo mal sin importar el régimen de consecuencias, la impunidad reinando para todos.

Algo que existe en toda sociedad organizada es la identificación del transporte público por colores, franjas, placas u otros medios, lo que ayuda a reducir mucho la criminalidad o la organización del tránsito. Sabemos que muchos no desean ponerle franjas a sus carros privados que dan servicios de taxis, pues realizan esta actividad a medias o buscándosela.

Las condiciones físicas del vehículo como las señales de tránsito parecen ser simplezas para tener un mejor traslado o mayor seguridad y no es así. La organización ayuda.