Subsidio del sector eléctrico en los números de Marino Collante:¨si no me pagas te apago¨

Por Humberto Salazar miércoles 15 de marzo, 2017

Marino Collante fue durante muchos años el presidente de la comisión de hacienda de la Cámara de Diputados, y en esa condición era la persona que veíamos discutir todos los años con los ansiosos funcionarios de diferentes gobiernos, los montos que eran asignados para ser aprobados, como ley general de los presupuestos del estado dominicano.

Por muchos años la prisa por aprobar el presupuesto del año siguiente, generalmente sometido a ultima hora en los meses de diciembre, se convertía en todo un espectáculo de prensa, donde veíamos al entonces diputado Collante de la provincia de Santiago, lidiar entre funcionarios, periodistas e intereses, con números que solo son estimados, pero que asignan las partidas a ser usadas por todas las instituciones pública y privadas que reciben fondos del tesoro público.

Pues en el día de ayer, Marino Collante, hoy convertido en director del Departamento Aeroportuario, dio a conocer un consolidado de lo que nosotros, es decir el pueblo dominicano, ha pagado por el subsidio eléctrico entre los años 2005 hasta el 2016, y lo cierto es que la suma da ¨grima¨, porque no hay explicación racional posible a la cantidad de dinero que hemos literalmente ¨quemado¨ en las calderas de las empresas generadoras de electricidad.

La cifra en pesos es increíble, este pobre país llamado República Dominicana ha gastado, porque no es una inversión sino un gasto, la friolera de 459 mil 704 mil 218 millones de pesos, lo que es lo mismo que decir pagamos el equivalente a todo el gasto gubernamental, con déficit y todo, de cualquiera de estos años, solamente para engrosar el bolsillo de los ¨dichosos¨ que generan energía eléctrica.

Pero no solamente eso, cuando examinamos el cuadro financiero publicado por Collante, que tomó como base los números oficiales integrados a los presupuestos de los años antes citados y los convierte en dólares, es entonces cuando nos damos cuenta de los intereses que están siendo afectados solamente con el anuncio de que se construye una planta eléctrica que va a generar 720 megavatios y es propiedad del gobierno.

Vamos a ver año por año lo que ha sido transferido como subsidio al sector eléctrico en dólares:

2006: 568.64 millones;

2007: 568.61 millones;

2008: 565.4 millones;

2009: 1,367.19 millones;

2010: 673.64 millones;

2011: 748.48 millones;

2012: 981.70 millones;

2013: 936 millones;

2014: 848 millones;

2015: 1,137.96 millones;

2016: 850.56 millones de dólares.

Cuando sumamos todas estas cifras, nos da un total de 9 mil 976.22 millones de dólares, es decir que si hemos pagado del presupuesto nacional, que es lo mismo que decir de las finanzas públicas, que es lo mismo que decir de los ingresos del gobierno, que es lo mismo que decir de nuestros bolsillos, porque el gobierno se sostiene con el cobro de nuestros impuestos, una suma que podría haber construido 5 parques energéticos como el que se construye en Punta Catalina y no deberíamos un centavo a nadie.

Estas cifras dan una idea del abuso a que ha sido sometido el país, a partir del invento populista del gobierno de Hipolito Mejía y los genios que lo acompañaron en sus cuatro funestos años de gobierno, cuando se les ocurrió la brillante idea de detener todo el proceso de reforma del sector eléctrico que se inició en el primero gobierno del Partido de la Liberación Dominicana.

Antes que profundizar el plan estratégico de dividir el sector en tres grandes áreas donde participara el sector privado con una fuerte regulación por parte del sector publico, lo que hicieron fue hacer una ensalada con la re-estatizando las distribuidoras, comprometiendo las mejores cuentas de electricidad para acreedores de este invento con los acuerdos de Madrid y obligando a los gobiernos que le sucedieron a pagar lo que pedían los generadores o apagar el país.

Con estos números, que son un gran aporte de Collante ya que desnudan frente al país el daño económico que hemos sufrido pagando una energía eléctrica cara e ineficiente a sectores que se apandillaron creyendo que esta situación se iba a eternizar en el tiempo, quizás lleguemos a comprender el porque de la campaña tan agresiva en contra de las plantas que se construyen en Punta Catalina desde que el mismo instante en que se anunció el proyecto.

Para tener una idea del costo social del subsidio eléctrico en la República Dominicana, solo tomemos el dato curioso de que en cada uno de los años publicados, el monto esta por encima de lo que dedica el gobierno a brindar servicios de salud a los mas necesitados, en ninguno de los años publicados el presupuesto de servicios médicos individuales, es decir lo dedicado a los hospitales públicos, ha estado por encima de los 20 mil millones de pesos, que es lo mismo que decir menos de 450 millones de dólares.

Ahora quizás podamos entender de donde salen las banderas, gorras, letreros y marchas pintadas de verde, todos los que hemos hecho política alguna vez conocemos el costo de movilizar personas; también esto puede ayudarnos a comprender el porque algunos periódicos culpan a Punta Catalina hasta de si hay o no mas o menos dólares, y quienes podrían estar detrás de la campaña para que se detenga la construcción de las plantas usando la excusa de Odebrecht y su confesión en los Estados Unidos.

Es que con la suma que maneja el sector eléctrico, que será evidentemente afectado en sus ingresos, al tener que competir ahora en el mercado mayorista de electricidad con plantas modernas, eficientes, que generarán energía con el combustible mas accesible de todos los que se usan para generar energía eléctrica, se pagarían varias campañas de las de color verde que estamos mirando en estos días.

 

Apple Store Google Play
Continuar