Subastarán en EEUU un “Súper Mercedes” de 1939 encargado y usado por Hitler

Por EFE jueves 21 de diciembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, WASHINGTON.- Un Mercedes del año 1939 que fue encargado y empleado por Adolf Hitler hasta 1945 será subastado el 17 de enero en EE.UU., informó hoy la organización Worldwide Auctioners, que acogerá la puja en el estado de Arizona.

El modelo “W150 770k Grosser Offener Tourenwagen” de la marca Mercedes-Benz, apodado “Súper Mercedes”, fue diseñado específicamente para el dictador alemán y encarnó una de las representaciones del orgullo nacional alemán.

Descapotable para facilitar su utilización en desfiles, el “Súper Mercedes”, de color oscuro, ofrecía la máxima seguridad al líder nazi y a sus acompañantes, ya que estaba pensado especialmente para las ceremonias organizadas para recibir a dirigentes extranjeros.

El conocido como “cuarto coche de Hitler” tardó unos 11 meses en llegar al poder de los nazis, pese a la urgencia con la que se había realizado el encargo en septiembre de 1938, precisaron los subastadores en un comunicado.

En 1940, el Mercedes fue el automóvil escogido para la recepción en Múnich del dictador fascista italiano, Benito Mussolini, durante una visita de Estado.

El uso dado al vehículo durante la II Guerra Mundial (1939-1945) es desconocido, pero tras el fin del conflicto pasó a manos estadounidenses y fue utilizado por las fuerzas militares norteamericanas que se encontraban en Le Havre (Francia).

Tras pasar a manos de un tabaquero belga en 1946, fue vendido por 1.800 dólares en tabaco a otro empresario de la industria en Estados Unidos residente en Tennessee, Tom Austin, que donó el automóvil a la asociación local de Veteranos de Guerra, donde se empleó durante años para luego permanecer en un garaje hasta 1976.

Descubierto y restaurado por un empresario coleccionista, el “Súper Mercedes” había recorrido más de 33.000 kilómetros y llegó a exponerse en el Museo de Antigüedades Automovilísticas Históricas de Chicago, que llegó a cifrar su valor en un millón de dólares.

El “Grosser” es, según Worldwide Auctioners, un vehículo “muy caro, diseñado concienzudamente, fuerte y hecho a mano” que se vendía a nivel mundial a todo el que pudiera permitírselo, y que superaba la velocidad de 160 kilómetros por hora.

En total, la compañía alemana de automoción fabricó 88 ejemplares de este “Súper Mercedes” de cinco marchas antes de cancelar el programa en 1943, dos años antes de la caída del régimen nazi.