Steve Kerr no está listo para volver al banquillo de Warriors

Por Associated Press Jueves 25 de Mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, OAKLAND, California, EE.UU. (AP) — El entrenador Steve Kerr está involucrado casi en todos los preparativos de los Warriors para la final de la NBA. Dirige las sesiones en que se analizan videos, participa en las reuniones con su cuerpo técnico, planifica los partidos y define las actividades durante los entrenamientos.

Pero todavía no puede acompañar al equipo en el banquillo, pues su salud se lo impide. Y esta misma situación se mantendrá dentro de una semana, cuando comience la serie por el título de la liga.

El gerente general Bob Myers anunció este jueves que Kerr seguirá sin sentarse en el banco durante los encuentros. Sin embargo, no descartó la posibilidad de un regreso en algún momento de la serie si es que el técnico se siente bien, algo que luce improbable por ahora.

“Si él se siente mejor y tenemos que tomar esas decisiones las tomaremos, pero por ahora, no estamos imponiendo plazos sobre qué haremos si él mejora”, dijo Myers. “Todo se basará en la fecha, cómo se sienta exactamente, por cuánto tiempo se haya sentido bien. Yo debería hablar de esto con más emoción, porque es difícil para mí. Hablo sólo pensando en el basquetbol, pero él es una persona que no se siente bien, y eso es lo que vuelve complicada la situación”.

Myers consideró paradójico que uno de los principales responsables por la llegada de Golden State a la final durante tres años consecutivos no pueda atestiguar desde el banquillo este gran momento.

“Es doloroso, y sé que lo es más para él que para cualquier otra persona”, indicó.

Kerr estuvo presente cuando su equipo reanudó las prácticas tras un descanso de dos días. El lunes, Golden State completó la barrida en cuatro encuentros sobre los Spurs y mejoró a una foja de 12-0 en esta postemporada.

Myers destacó que “tan sólo tenerlo a él en este inmueble representa una experiencia que transmite mucha energía”.

Kerr, de 51 años, se sometió el 5 de mayo a un procedimiento para reparar un derrame de fluido espinal. Se trata de una complicación tras dos cirugías de espalda practicadas en 2015, luego que los Warriors ganaron su primer título en 40 años durante su primera campaña con este entrenador.

Aunque algunas personas han preguntado si no sería mejor que Kerr renunciara, Myers advierte que ésa no es una solución inmediata.

 

“Éste es su santuario. Aunque está sufriendo, todo sería más difícil si él se marchara a casa o si saliera del equipo, pues entendemos que ésta es su alegría”, enfatizó el gerente general. “Aunque ahora se trata de una alegría más silenciosa, esto es lo que hace que se sienta mejor. Es su logro”.

El asistente Mike Brown ha ocupado el puesto de Kerr durante los encuentros.