Sociedad, Partido y Gobierno (3)

Por Antonio López Guzmán martes 4 de abril, 2017

Entre las diversas iniciativas de reforma que se deben aplicar en el Partido de la Liberación Dominicana, una de las más relevante y necesaria es la vinculación con la sociedad civil y con las comunidades en razón de que esto no solo es de crucial importancia para el fortalecimiento partidario, sino también para la gobernabilidad y para desarrollar la capacidad de respuesta a los desafíos planteados por las aspiraciones y demandas de la población. Al desvincularnos de la sociedad perdemos la capacidad para articular las demandas de los diversos sectores que integran la misma, al tiempo que abandonamos un espacio de acción político-social que pasa a ser ocupado por otros actores políticos y sociales hostiles a nuestra causa.

Es necesario entender que la fortaleza de un partido político no está relacionada tan solo con su potencia electoral y la cuantía de su membrecía, la misma también viene dada por la profundidad y extensión de sus vínculos con la sociedad, las organizaciones de la sociedad civil y las comunidades, lo que es una condición indispensable para desarrollar la capacidad de influir y movilizar la opinión pública, que a su vez constituye una competencia de una importancia estratégica para cualquier partido político, y más para una organización que ejerce el poder y que por tanto está obligado a construir un adecuado nivel de gobernabilidad democrática.

En relación con lo anterior, es de vital importancia que el PLD se vincule a los frentes de masas y a las organizaciones de base como las juntas de vecinos, las organizaciones campesinas y los clubes deportivos y culturales.

En adición a las iniciativas mencionadas, también se debe revisar, de manera sustancial, la relación partido-gobierno y en este sentido es necesario que la base y la dirigencia del Partido de la Liberación Dominicana asuman un rol proactivo en la defensa de la obra de gobierno del Presidente Danilo Medina y es obvio que esta defensa será más efectiva en la medida en que el partido se fortalezca mediante la implementación de las iniciativas de reforma referidas, las cuales implican una verdadera reingeniería partidaria.

Consideramos que tal apoyo (del partido al gobierno) se debe concretar mediante un respaldo resuelto al Proyecto de Nación que ha estado ejecutando el Presidente Danilo Medina desde el año 2012, para lo cual es necesario que la organización conozca profundamente dicho plan y más aun se empodere del mismo, lo haga suyo, de tal suerte que el mismo se convierta en el Proyecto de Nación del PLD.

No cabe duda de que el PLD ha experimentado una progresiva regresión ideológica debido al ejercicio del poder y la masificación de su membrecía, lo cual se ha manifestado en un notorio desplazamiento del partido hacia la derecha política, abandonando su esencia ideológica originaria de partido de centroizquierda.

La política social del gobierno de Danilo Medina es un componente fundamental de su Proyecto de Nación, la cual se caracteriza por la ejecución de políticas y programas y proyectos de inclusión social con un carácter solidario y participativo. Estas y otras ejecutorias gubernamentales de la presente gestión le confieren a su referido Proyecto un perfil ideológico progresista.

Si contrastamos la referida regresión ideológica del PLD con el carácter esencialmente progresista del Proyecto de Nación del Presidente Danilo Medina, tenemos que concluir que existe un claro desfase entre uno y otro, el cual es necesario resolver con el retorno a la esencia ideológica originaria del partido y mediante el compromiso y decidido apoyo al mencionado Proyecto de Nación.

 

 

 

 

Comenta