Sobrepeso eleva riesgo de síndrome de apnea obstructiva del sueño

Por EFE viernes 7 de diciembre, 2018

EL NUEVO DIARIO, GUADALAJARA.- El sobrepeso incrementa el riesgo de padecer el síndrome de apnea hipopnea obstructiva del sueño, en el que las personas dejan de respirar por pequeños lapsos al momento de dormir, dijo hoy la médico del Hospital Civil de Guadalajara (oeste de México), Ivette Muciño.

“La apnea del sueño va ligada directamente a aquellos pacientes que tienen obesidad, con un 10 % más de sobrepeso que tengamos esto nos incrementa hasta seis veces el riesgo de padecerla”, dijo en conferencia de prensa para anunciar el Congreso de Avances en Medicina.

Las personas que tienen enfermedades cardiovasculares como hipertensión y diabetes o incluso problemas neurológicos como epilepsias, aumentan el riesgo de presentar esta enfermedad hasta tres veces, afirmó la especialista en otorrinolaringología.

El síndrome se puede dar en nivel moderado a severo y dejar de respirar por minutos durante el sueño, sin embargo, 80 % de los casos del síndrome en grado moderado a severo no son diagnosticados, afirmó el otorrinolaringólogo del Hospital Civil de Guadalajara, Raúl Durán.

“Hay una falta de diagnóstico porque muchos de los pacientes no saben que lo padecen, quien lo sabe o se da cuenta que algo no está bien es la pareja y por eso es importante buscar la manera en que la gente conozca la enfermedad”, consideró el especialista.

Agregó que los ronquidos no siempre tienen una relación con el síndrome de apnea del sueño, pero los pacientes suelen presentarlos de manera intensa y dejar de respirar en medio de cada estertor.

Los especialistas coincidieron en que el síndrome puede traer consecuencias de moderadas a graves como somnolencia diurna, microdespertares que les impiden dormir bien, problemas de desarrollo cognitivo, alteración de la memoria y aumento en el riesgo de padecer un accidente cardiovascular.

“Son pacientes que pueden padecer accidentes cardiovasculares nocturnos e infartos al miocardio o tienen hipertensiones de difícil control”, destacó Muciño.

El tratamiento para la enfermedad radica principalmente en el control de peso, pero puede incluir también la utilización de los dispositivo de presión positiva continua en las vías aéreas conocidos como CPAP, posicionadores bucales para ayudar a abrir las vías respiratorias, estimuladores eléctricos del nervio hipogloso, encargado del movimiento de la lengua, entre otros.

“En los casos severos el uso del CPAP puede salvar vidas, pero no hay procedimiento quirúrgico mágico que lo resuelva, porque va ligado al sobrepeso y si no lo controla, no habrá buena respuesta”, indicó Muciño.

En México, cerca del 10 % de la población adulta presenta este síndrome. 

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar