Sobre Juan Bosch y las Manipulaciones de la Historia del Señor Bernardo Vega y Otros

Por Victor Manuel Grimaldi Céspedes miércoles 11 de diciembre, 2019

Respondo a una manipulación de datos históricos que trata de presentar a Juan Bosch como un gobernante sumiso al Gobierno Norteamericano, a pesar de que los hechos y los documentos y testimonios de funcionarios de los Estados Unidos han demostrado que el Gobierno Dominicano y su presidente en 1963 fueron derrocados por su valor, dignidad e independencia.

No solo eso: en 1965 fue enviado un poderoso ejército para invadir la República Dominicana 🇩🇴 y evitar que fuera restablecido Bosch como Presidente Constitucional.

Junto a la nueva tergiversación se suma la calumnia de alguien que estuvo muy cerca de Bosch y que utiliza de pie de amigo una mentira desmentida por Bosch para afirmar que Bosch era informante del FBI y concluir que Bosch era “un hombre de los americanos”.

Esta es una manera inaceptable e infantil que se utiliza intentando confundir a las jóvenes generaciones.

Los documentos, los testimonios y la historia lo que demuestran es todo lo contrario a lo que dicen ahora los manipuladores del proceso histórico nacional contemporáneo.

Esas manipulaciones de los hechos, y son solo los hechos reales los que valen para escribir de historia, aparecen de vez en cuando, y recordamos la publicación en el diario HOY en diciembre de 2016 a cargo de dos personas que parecen complementarse.

Como investigador y escritor de la historia contemporánea dominicana, como amigo y discípulo de Juan Bosch, debo responder tanto a las manipulaciones de uno como a las calumnias del otro personaje:

1. En 2016 la Comisión Nacional de Efemérides Patrias publicó la Quinta edición de mi libro “Golpe y Revolución” (las anteriores impresas en Editora Corripio), en el cual reproduzco originales de los documentos de los sucesos de septiembre de 1963 y de 1965 obtenidos en los Archivos Nacionales de los Estados Unidos. Son numerosos y permiten apreciar las posturas de los distintos órganos del Gobierno Norteamericano.

2. Juan Bosch escribió en uno de los números de la revista Política del PLD calificando como mentirosas versiones apócrifas que el señor Bernardo Vega una vez divulgó en uno de sus libros sobre sus supuestos contactos en los años 40 del siglo XX con agentes norteamericanos. Podemos facilitar una copia de esa revista para que se publique lo que escribió Juan Bosch sobre Bernardo y aquel que fue uno de sus primeros libros sobre Trujillo y los Estados Unidos.

3. El señor Vega en HOY ha retrotraído una versión que es en realidad un refrito del libro del ex embajador Norteamericano de 1963 John B. Martin, presentada esta vez la versión de Martin como nuevo documento, y en realidad es una manipulación de los hechos originalmente aparecida en “Overtaken by Events” (Destino Dominicano). Este libro apareció primero en inglés antes de las elecciones de 1966 y en los años 70 el padre de José Miguel Bonetti Guerra, Don Santana Bonetti, objetó el propósito que hubo de que fuese publicado en español con el patrocinio de Acción Pro Educación y Cultura, APEC. La amistad de Bonetti Burgos con Bosch prevaleció. Fue entonces cuando fue adoptado este proyecto por un empresario que dejó su difusión en idioma español en manos de un grupito de intelectuales que se ha pasado el tiempo cuestionando a Bosch y su obra política.

4. El libro de Martin fue originalmente patrocinado por el Gobierno de Lyndon B. Johnson para desacreditar a Juan Bosch, presentarlo como inepto y justificar el golpe de Estado de 1963 y la intervención militar norteamericana de 1965. En “Golpe y Revolución” cito la fuente documental de la Biblioteca Presidencial Johnson donde revelo con pruebas el patrocinio oficial de la obra infamante de Martin.

En 1985 viajé a Austin, Texas, con el conocimiento y el apoyo político y moral de Juan Bosch, a escudriñar aquellos Archivos cuando la investigación histórica se hacía in situ. Estuve antes y después también en la Biblioteca Presidencial John F. Kennedy de Boston, además de investigar documentos en la Biblioteca Presidencial Eisenhower de Abilene, Kansas, y en la sede principal de los Archivos Nacionales en Washington, D.C., para conocer los antecedentes de la política exterior de los Estados Unidos.

Desde entonces he seguido o por correspondencia o en estos tiempos por los sitios web oficiales dando seguimiento y comparando lo que había y lo que sale editado. Algunos papeles desclasificados hace 30 años y que vimos, o de los cuales hicimos fotocopias, pueden aparecer nuevamente en las series cronológicas que ahora publica, por ejemplo, el Historiador del Departamento de Estado. Pero nada nuevo hay bajo el sol.

5. En vida, Juan Bosch refutó todas las mentiras del ex embajador Martin que Vega ahora recrea como si fuesen nuevas revelaciones documentales, y que no tienen ningún valor para la historia presentarlas con supuesta inocencia que aprovechan quienes hacen un intento más para enlodar la memoria de Bosch. Y la muestra es el que se le sumó a Vega dos días después.

6. Están identificados los que se han pasado tanto tiempo tratando de lanzar sombras contra Bosch. Sus escritos los evidenciaron desde el mismo momento en que el mismo Juan Bosch les podía responder.

Ahora que Bosch está físicamente lejos del mundo de los vivos, parece que sobrevivió la envidia que a Bosch algunos intelectuales le tuvieron cuando decían por lo bajo: “no es historiador ni estudió en la universidad”.

7. Juan Bosch no está activo en este mundo, y es mi responsabilidad decir que las versiones que retrotrae Vega son viejas, que es mentira que sean nuevos los documentos, son los mismos de siempre, son aquellas mentiras del ex embajador Martin que fueron rebatidas por el propio Bosch siempre en Vanguardia del Pueblo, en la revista Política y en sus declaraciones a los medios de comunicación social del mundo.

Deseo a todos una feliz Navidad y un venturoso año nuevo.

Por Victor Manuel Grimaldi Céspedes

Anuncios

Comenta