Snowden no esperaba ser perdonado por Obama como ocurrió con Chelsea Manning

Por EFE martes 30 de mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, LISBOA, EFE.- El exanalista de la CIA Edward Snowden aseguró hoy que no esperaba que Barack Obama le perdonase como ocurrió con la exsoldado Chelsea Manning porque sus revelaciones avergonzaban personalmente al expresidente estadounidense.

“No pensé que fuese posible porque el presidente (Obama) fue el más avergonzado personalmente por mis revelaciones”, aseguró Snowden durante su intervención en las Conferencias de Estoril, en Portugal, donde participó a través de una videollamada porque se encuentra refugiado en Rusia.

Snowden consideró que su caso no acabaría como el de Manning -a quien la Casa Blanca conmutó la pena de prisión en el final de la administración Obama- y cree que haberle perdonado habría sido como si el Gobierno estadounidense admitiese que estaba equivocado.

Obama “hizo campaña en 2007, para las elecciones de 2008, diciendo que iba a acabar con esta vigilancia masiva; la gente creyó que de verdad lo haría, pero lo que hizo fue ampliar estos programas”, refirió Snowden, que reveló una trama de espionaje global de los servicios secretos de su país.

“Ser expuesto de esa forma fue muy dañino para su legado sobre los derechos civiles”, afirmó el exanalista de la CIA, que añadió que cree que Obama se sintió “herido personalmente” por sus revelaciones.

Para Snowden, Obama tomó la “decisión correcta” al conmutar la pena de Manning, que en 2010 filtró un número récord de documentos secretos a WikiLeaks, aunque consideró que no le corresponde a él decir si también debería haberle perdonado a él.

No obstante, incidió en que sus revelaciones tuvieron “beneficios públicos concretos” -por ejemplo, el Congreso aprobó leyes para acabar con los programas de espionaje, resaltó-, mientras que consideró que todos los daños potenciales atribuidos “son teóricos, no se han presentado nunca evidencias”.

El estadounidense también tuvo palabras para el sucesor de Obama, Donald Trump, y criticó sus denuncias sobre la amenaza para la seguridad nacional que suponen las filtraciones a la prensa.

“El nuevo presidente describe la prensa libre como enemigo de la gente. Pasa gran parte de su tiempo anunciando qué es verdad y qué es falso e informando de que las filtraciones son una gran amenaza para la seguridad nacional (…) Perseguir las fuentes del periodismo no puede producir una sociedad más segura”, opinó.

Snowden está refugiado en Rusia desde 2013, a donde llegó desde Hong Kong, en su huida de la justicia estadounidense después de revelar la trama de espionaje global.