Siria se queja ante la ONU de matanza de civiles por parte de la coalición

Por EFE martes 24 de octubre, 2017

EL NUEVO DIARIO, BEIRUT.- El Gobierno sirio se quejó hoy ante la ONU de la matanza de civiles en un bombardeo en el barrio de Al Qusur, en la ciudad nororiental de Deir al Zur, del que acusó a la coalición internacional liderada por EEUU.

Según la agencia de noticias oficial siria, SANA, el Ministerio sirio de Asuntos Exteriores mandó hoy dos cartas a la Secretaría General y el Consejo de Seguridad de la ONU sobre “los crímenes ilegales cometidos por la coalición contra los civiles sirios”.

En las misivas, el ministerio recordó el bombardeo de ayer en Al Qusur que, según sus datos, causó la muerte de catorce civiles y heridas a más de cuarenta, entre ellos menores y mujeres.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos elevó la cifra de fallecidos a 22 personas, y señaló que se trató de un ataque de aviones de origen desconocido.

Para el Gobierno sirio, el hecho de que la coalición atacara Al Qusur, sabiendo que era una zona residencial liberada totalmente del grupo terrorista Estado Islámico (EI) por el ejército nacional, revela el “papel subversivo y sospechoso” de la alianza.

En ambos textos, el Ministerio de Exteriores consideró que esos hechos demuestran “los esfuerzos frenéticos” de la coalición para entorpecer el avance de las fuerzas armadas sirias y sus aliados, tras sus victorias frente a los yihadistas, especialmente en la provincia de Deir al Zur.

Asimismo, aseguró que la alianza internacional ha cometido masacres en la ciudad de Al Raqa, antiguo bastión del EI en Siria, donde miles de civiles han muerto, y la urbe “se ha desvanecido de la superficie de la tierra”, mientras que se ha garantizado “la salida segura” de los yihadistas.

Al Raqa fue liberada totalmente del yugo del EI el pasado 17 de octubre por parte de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada encabezada por milicias kurdas que antes de recuperar complemente su control alcanzaron un acuerdo con los extremistas para la evacuación de algunos de ellos y sus familias.

Las FSD están apoyadas por la coalición y por efectivos especiales sobre el terreno.

A juicio del Gobierno de Damasco, “la coalición ha intentado encubrir sus crímenes en Al Raqa con el anuncio de planes de reconstrucción de la población”.

El portavoz de la coalición, Ryan Dillon, negó hoy en su cuenta de Twitter que los aviones de la alianza bombardearan ayer la ciudad de Deir a Zur y aseguró que no han llevado a cabo ningún ataque en esa zona durante los meses de septiembre y octubre.