Siria se muestra desafiante tras sufrir decenas de ataques israelíes

Por EFE jueves 10 de mayo, 2018

EL NUEVO DIARIO, El Cairo.- Siria se mostró este jueves desafiante tras haber sido golpeada durante la noche por decenas de bombardeos israelíes, que supuestamente tuvieron como objetivo a fuerzas sirias e iraníes, y advirtió de que abren las puertas a un “enfrentamiento directo” entre los dos países.

Los ataques contra posiciones de las fuerzas gubernamentales y sus aliados, incluido el grupo chií libanés Hizbulá, en diferentes puntos del país marcan “una nueva etapa de la agresión contra Siria”, que ahora llevan a cabo “los protagonistas en lugar que los agentes”, aseguró una fuente del Ministerio de Exteriores sirio citada por la agencia oficial de noticias, SANA.

Asimismo, la fuente advirtió de que la acción militar del país vecino “va a aumentar la tensión” regional y representa “una amenaza seria a la seguridad y la paz internacional”.

Anteriormente, el portavoz de la Comandancia General de las Fuerzas Armadas Sirias, Ali Maihub, afirmó en un discurso televisado que el ejército está dispuesto a “hacer frente a cualquier agresión con toda responsabilidad y firmeza”.

Según el portavoz castrense, sólo una estación de radar y un depósito de municiones fueron destruidos por los misiles israelíes, gracias a que las defensas antiaéreas sirias interceptaron la mayor parte de los proyectiles.

Maihub informó de que los ataques de los “enemigos israelíes causaron la muerte de tres mártires”, mientras que el Observatorio Sirio de Derechos Humanos cifró en al menos 23 a las víctimas mortales.

La ONG detalló que cinco de los fallecidos eran integrantes del ejército sirio, incluido un oficial, y los restantes 18, efectivos de nacionalidad siria y extranjeros que luchan a favor del presidente Bachar al Asad.

Según el Observatorio, los misiles tuvieron como blanco posiciones del ejército sirio y sus aliados, incluidos milicianos pro-iraníes de Hizbulá, cerca de Damasco, de la ciudad de Homs (centro), así como en el triángulo que forman las provincias de Al Quneitra, Deraa y Al Sueida, en el suroeste del país, en la zona fronteriza con los Altos del Golán ocupados por Israel.

Por su parte, el jefe de la oficina de prensa del ejército israelí para medios internacionales, el teniente coronel Jonathan Conricus, declaró a Efe que fueron atacados “unos 70 objetivos”, entre ellos centros de control y mando y logísticos, almacenes e infraestructura de armas, pero declinó dar más detalles.

Las Fuerzas de Defensa de Israel “han asestado un golpe significativo a los esfuerzos terroristas de Irán y a su expansión militar en Siria”, subrayó Conricus, quien calificó la operación de “ataque de represalia a gran escala”.

La ofensiva de anoche responde al lanzamiento de 20 cohetes desde el sur de Damasco, que no causaron daños y que el Ejército israelí atribuyó a la Guardia Revolucionaria iraní, ataque que a su vez fue una reacción al bombardeo contra almacenes y plataformas de misiles, supuestamente de fuerzas iraníes, en el suroeste de la capital en la noche del martes, cuando murieron 15 personas según el Observatorio.

Mientras, el Ministerio de Defensa de Rusia, que apoya al Gobierno sirio con asesores y tropas sobre el terreno, dijo que en el ataque israelí participaron 28 aviones F-15 y F-16, que lanzaron unos 60 misiles aire-tierra.

Además, desde el territorio de Israel fueron lanzados más de 20 misiles tácticos tierra-tierra, pero las defensas antiaéreas sirias “destruyeron más de la mitad de los misiles”, según la cartera rusa.

Por el momento, las autoridades iraníes guardan silencio, como ya han hecho anteriormente tras ataques similares.

La Coalición Nacional Siria (CNFROS), la principal alianza política opositora, responsabilizó hoy al régimen de Al Asad de “convertir Siria en un teatro para el ajuste de cuentas entre potencias regionales y en un epicentro para el terrorismo liderado por Irán más allá de sus fronteras”.

El presidente de la CNFROS, Abderrahman Mustafa, denunció en un comunicado: “Las políticas del régimen de Al Asad han traído la destrucción a Siria y han hecho de su territorio un campo de batalla abierto para las potencias regionales e internacionales, con el único objetivo de permanecer en el poder”.

Una muestra de ello son los comentarios hechos por el ministro de Exteriores de Baréin, Jaled bin Ahmed al Jalifa, quien apoyó “el derecho de cualquier país de la zona, incluido Israel, de defenderse”.

El titular afirmó en Twitter que ese derecho deriva de que Irán “no acató la situación en la zona y se apoderó de los países por la fuerza y con sus misiles”.

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar