Sigue sin aparecer camiseta que Tom Brady vistió en el histórico Super Bowl

Por Carlos Luis Baron miércoles 8 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, Houston (EE.UU.), (EFE).- El mariscal de campo Tom Brady y los Patriots de Nueva Inglaterra ya se encuentran de vacaciones después de haber completado el último desfile de celebración del quinto título de Super Bowl que consiguieron al ganar el pasado domingo la edición 51 que se disputó en Houston.

Mientras la ciudad de Boston le dedicó todo el cariño del mundo y tiene en su poder cuatro trofeos de Jugador Más Valioso (MVP) del Super Bowl, algo que nadie había podido conseguir hasta ahora en la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), Brady sigue sin tener noticias positivas sobre el paradero de la camiseta que visitó en histórico partido que ganaron en tiempo de prórroga por 34-28 a los Falcons de Atlanta, y que desapareció del vestuario de los Patriots.

La investigación encabezada por la división de delitos graves del departamento de policía de Houston no ha encontrado pista alguna sobre quién sustrajo la prenda, reconoció hoy el subjefe George Buenik.

A la misma también se han unido la división de agentes especiales del estado, conocidos como los Rangers de Texas, junto con el departamento de seguridad de la NFL.

La camiseta con el número 12 que Brady vistió durante el partido disputado en el NRG Stadium de Houston desapareció después que el legendario pasador de los Patriots, de 39 años, al concluir el encuentro, llegase al vestuario del equipo se la quitase y la dejase metida en su bolsa personal.

"Recuerdo perfectamente que la dejé colocada dentro de mi bolsa personal y cuando regresé de las entrevistas ya no estaba, algo que desde el primer momento no me gustó nada", declaró Brady, que en posteriores ruedas de prensa ha dicho que si alguien sabe algo que pueda aparecer en eBay o en redes sociales, que se lo comuniquen para seguir el rastro a la camiseta perdida.

"La verdad que me hace muchísima ilusión el tenerla, pero al final también estaré contento cuando reciba mi quinto anillo de campeón del Super Bowl", admitió Brady, que no dijo si su objetivo con la camiseta era regarla a su madre, Galynn Patricia, que ha luchado durante toda la pasada temporada con un enfermedad no desvelada, pero que el pasado domingo si puedo estar en un palco del NRG Stadium con toda la familia.

Buenik admitió que las autoridades están conscientes de que el jersey es muy valioso por todo lo que representó el triunfo, la labor de Brady y lo que representa ya su leyenda dentro de la NFL.

"Por ello consideramos que este caso es muy importante", comentó el subjefe ejecutivo de la policía de Houston durante una conferencia de prensa, realizada en el mismo día en que los Patriots festejaban su victoria mediante un desfile en Boston. "Queremos que nuestros investigadores principales se sumen a este caso. Ojalá que podamos hacer un arresto y, lo más importante, que podamos recuperar ese jersey de Tom Brady".

Buenik agregó que los investigadores buscan determinar quién estaba en los vestuarios en el momento en que el jersey fue robado, y que por las medidas que hay establecidas por la propia NFL solo pueden ser periodistas debidamente acreditados, jugadores y técnicos del equipo y personal de seguridad.

Precisamente en esa pista es en la que trabaja la policía, esclarecer qué personas podían ingresar a los camerinos, aunque esa lista podría resultar larga tras haber concluido el partido y cuando todo era celebración en el vestuario de los Patriots.

Aunque un policía de Houston montaba guardia a la puerta de los vestuarios, el acceso a esa habitación era controlado por personal de seguridad de los Patriots, afirmó Buenik.

"Tratamos de hacer una lista de las personas que estaban ahí en ese momento, de modo que podamos interrogarlas", indicó.

Además, los investigadores buscan obtener vídeos, incluso de medios noticiosos, que pudieran haber captado el momento del robo.

"Pedimos a todos los camarógrafos que revisen sus vídeos para descubrir si han grabado algo", instó Buenik. "Tal vez los investigadores policiales se comuniquen con ustedes, en un intento por identificar a todos los que estaban en ese momento dentro de la habitación", avanzó la autoridad policial de Houston.

El vicegobernador de Texas, Dan Patrick, que fue el que decidió la incorporación de los Rangers de Texas a la investigación, dijo que el Super Bowl LI, que había sido modelo en todos los aspectos, no podía quedar la imagen del robo del objetivo más valioso de un partido histórico como fue el que se disputó el domingo.

"Texas es un estado que tenemos como uno de los valores más preciados la hospitalidad y el respeto por el deporte", subrayó Patrick. "No vamos a permitir que se recuerde el Super Bowl LI como el del robo de la camiseta de Tom Brady", agregó Patricks en un comunicado oficial.EFE