Sigfrido llama a políticos ver la frontera como elemento primordial para la seguridad nacional

Por Francia Valdez domingo 21 de enero, 2018

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- A 89 años de la firma del Tratado por el que se establecen las fronteras entre la República Dominicana y Haití, esta zona limítrofe sigue siendo un punto vulnerable para la seguridad nacional, lo que genera una preocupación latente no solo de las autoridades sino también para la población dominicana.

Esto así por el bombardeo de la inmigración ilegal como por todas las actividades ilícitas que por esos “frágiles” puntos se derivan como el contrabando de mercancías y el tráfico de armas y de droga.

Se recuerda que el 21 de enero de 1929, en nombre de la República Dominicana el presidente Horacio Vásquez y en representación de Haití, el presidente Louis Bornó, firmaron del Tratado por el que se establecen las fronteras entre ambas naciones.

Ante esa realidad que es para República Dominicana la situación de la frontera, justo en esta fecha el director del Departamento Nacional de Investigación (DNI) llamó a los políticos a ver la frontera que nos separa de Haití como un elemento primordial para la seguridad nacional.

El almirante retirado Sigfrido Pared Pérez advirtió que resulta primordial que a la franja fronteriza que divide a la República Dominicana de Haití se le doten de los recursos necesarios para su desarrollo.

Pared Pérez, quien en dos ocasiones fue ministro de Defensa, llamó la atención por el constante proceso de despoblación que se está produciendo en los pueblos de la frontera.

Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´ AGENDA, el extitular de la Dirección General de Migración lamentó que los habitantes de los pueblos que están ubicados en esa demarcación tengan que emigrar a la parte Este de la Isla a buscar mejores condiciones de vida.

Sostuvo que cuando salen poblaciones de un lugar lo ocupan otros, y en el caso de los pueblos fronterizos cuando sus habitantes los abandonan se convierten en un atractivos para inmigrantes haitianos que buscan también mejorar sus condiciones de existencias.

Agregó que en la medida que se desarrollen los pueblos fronterizos, y haya medios de producción que sean importantes para que los dominicanos vivan allá, que se cuente con los servicios de salud, educación y todo lo que conlleve que los jóvenes puedan hacer su vida allá de manera decente, en esa misma medida se protege la frontera.

“Yo siempre he dicho que el primer elemento para una seguridad nacional de cualquier Estado es el aumento de la población, si la población disminuye se debilita la seguridad“, afirmó el exdirector de Autoridad Portuaria Dominicana.

Pared Pérez reconoció que la gran cantidad de inmigrantes haitianos que se observan en barrios de la capital y pueblos del interior del país no es un asunto de percepción, aunque defendió el trabajo que están haciendo las autoridades para frenar el trasiego de indocumentados.

Puso como ejemplo que en lo que va de año, según cifras suministradas por las instancias estatales competentes, se han repatriado a más de 35 mil inmigrantes que han penetrado, o intentado penetrar al país, de forma irregular.

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar