Sexting: uno de cada tres universitarios reconoce practicarlo

Por EFE miércoles 19 de febrero, 2020

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Sexting es un neologismo formado por las palabras “sex” (sexo) y “texting” (enviar mensajes de texto a través de un móvil). Cuando se habla de sexting se hace referencia al envío o la publicación de contenidos sexuales o provocativos, creados por el remitente y difundido a través de un móvil o algún aparato que pueda desempeñar la misma función.

El grupo de investigación HUM-846 “APSEDI: Atención Psicológica y Educativa a la Diversidad” de la Universidad de Granada desarrolla una línea de investigación sobre sexting desde hace años.

Ahora, un grupo de científicos de la misma universidad han publicado un estudio en la Revista Suma Psicológica sobre este tema.

Los autores, las investigadoras Helena Chancón-López y María Jesús Caurcel-Cara y el doctor Juan Francisco Romero-Barriga, revelan en esta publicación que uno de cada tres universitarios practica sexting sin tener en cuenta los posibles peligros personales o profesionales que conlleva esta actividad.

A pesar de que es un fenómeno social a nivel mundial, los autores reconocen que no hay estudios que se centren en los universitarios específicamente. Precisamente, esa ha sido una de las motivaciones para su realización.

La investigación tenía como objetivo saber cuál era el nivel de implantación de sexting entre los universitarios. Utilizaron una muestra de 899 estudiantes de la Universidad de Granada (397 hombres y 502 mujeres) en una franja de edad de 18 a 24 años.

Para conseguir que la investigación tuviera validez se utilizó la Escala de Conductas Sobre Sexting (ECS) traducido y adaptado por los investigadores.

Los resultados demostraron que tanto hombres como mujeres practican sexting siendo los primeros los que más mandan y reciben este tipo de mensajes. Cuando esta actividad se produce dentro de una relación de pareja son las mujeres las que más envían estos contenidos.

¿Por qué lo practican los jóvenes?

En cuanto a la edad, se demostró que el sexting se practica principalmente de los 18 a los 21 años, con un ligero descenso a partir de los 24.

La mayor parte de la muestra reconoce que lo practican con 1 o 2 personas, pero casi el 5 % admite que lo ha practicado hasta con 10 personas.

Estar de buen humor (sobre todo en el caso de los hombres) es otra de las situaciones que, aunque en menor medida, también incita a esta práctica.La búsqueda de relaciones sexuales es el principal motivo por el que los universitarios realizan sexting (opinión expresada por 5 de cada 10 hombres y 4 de cada 10 mujeres).

Los jóvenes prefieren realizar esta práctica cuando se encuentran solos en su domicilio (sobre todo los chicos).

Para los científicos, el valor añadido de este estudio se encuentra en que la mayoría de investigaciones que se han hecho sobre sexting se centraban en adolescentes, pero no en universitarios.

Esta actividad conlleva muchos riesgos tanto personales como profesionales. Aunque se trate de una práctica consentida, la enorme difusión y el tiempo que este contenido pueda encontrarse en la red pueden llegar a tener consecuencias profesionales a largo plazo.

Por ello, los profesionales de la salud, como los psicólogos, deben informar a los jóvenes (antes y durante la etapa universitaria) de los peligros que entraña llevar a cabo estas prácticas.

Los investigadores recomiendan ser responsables y prudentes en la práctica de sexting.

Debido a la baja representatividad del estudio (solo estudiantes de la Universidad de Granada), los científicos consideran importante que haya una continuidad con otras universidades españolas.

Anuncios