Seúl y Washington discuten ya la suspensión de maniobras tras la cumbre

Por EFE viernes 15 de junio, 2018

EL NUEVO DIARIO, SEÚL.- Seúl y Washington discutieron hoy detalles de la posible cancelación de sus próximas maniobras militares para lograr avances en la desnuclearización de Pyongyang, mientras el régimen mostró a sus ciudadanos un sorprendente vídeo en el que se ve un lujoso y capitalista Singapur.

Los ministros de Defensa de Corea del Sur y EEUU hablaron por teléfono para tratar por primera vez la suspensión propuesta por el presidente estadounidense, Donald Trump, tras su cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un, en la que ambos se comprometieron a trabajar para la total desnuclearización de la península.

El titular de Defensa surcoreano, Song Young-moo, y su homólogo de EEUU, James Mattis, tuvieron una conversación “en profundidad” en la que se habló de los ejercicios Ulchi Freedom Guardian, una grandes maniobras conjuntas anuales celebradas en agosto que Corea del Norte considera un ensayo para invadir su territorio.

Ambos acordaron reunirse para tratar el tema cara a cara y un portavoz del Gobierno surcoreano aseguró que “se anunciara pronto una decisión”.

Aunque aún no se especificado ninguna medida concreta, durante la conversación Song subrayó la necesidad de un “cambio flexible” en cuanto a presión militar sobre el Norte y a su vez reiteró que Seúl está abierto a distintas vías para favorecer el proceso de desarme.

El anuncio de Trump se interpreta como un gesto hacia el régimen para lograr avances en su desnuclearización, algo en lo que hoy se mostró de acuerdo Moon Chung-in, asesor especial del presidente surcoreano, Moon Jae-in, en materia de Seguridad y Exteriores.

“Creo que el momento (para la suspensión de las maniobras) es el correcto. Con este gesto Trump podría acelerar el proceso de desnuclearización”, aseguró el asesor en una comparecencia en el Club de Corresponsales de Seúl.

Moon consideró que la cancelación “del ejercicio de agosto podría ser razonable” y que “se trataría de una “suspensión temporal y condicionada”.

Las motivos de Trump para anunciar la medida responderían por un lado a un “tema de reciprocidad” (Corea del Norte ha suspendido pruebas de armas, devuelto presos, cerrado su centro de pruebas nucleares) y por otro a que el presidente esperaría a cambio de la suspensión nuevas acciones concretas de Pyongyang, explicó el asesor.

No sería la primera vez que los ejercicios conjuntos entre Corea del Sur y EEUU, que se celebran anualmente desde final de los setenta, se suspenden temporalmente (ya lo hicieron los Gobiernos de Bush padre en 1992 y Clinton del 1994 a 1996).

Mientras, en Corea del Norte, la televisión estatal KCTV ha emitido un vídeo de 42 minutos sobre la cumbre en el que se pueden ver sorprendentes imágenes de la visita de Kim a Singapur y su participación en la cumbre.

El detallado y propagandístico reportaje sigue los pasos de Kim por Singapur y muestra sin ningún tipo de tapujos el lujo y gran desarrollo de la próspera ciudad estado, que cuenta con el mercado más libre del mundo y cuya actividad económica está enfocada principalmente en las finanzas.

Los norcoreanos pudieron ver en sus televisores este jueves, quizá por primera vez, imágenes de una sociedad capitalista con todo su brillo y esplendor mientras seguían fascinados el periplo de la limusina de su líder delante de tiendas de lujo o a Kim y sus acompañantes en la azotea con piscina del lujoso hotel Marina Bay Sands.

“Parece haber un cambio de paradigma en el régimen. De la ‘Nación próspera y poderosa’ de la era de Kim Jong-il (fallecido padre de Kim Jong-un) se estaría pasando a algo así como ‘Nación rica, ejército poderoso'”, explicó Moon Chung-in.

Para este experto “da la impresión de que Kim Jong-un estaría queriendo copiar el crecimiento económico de la dictadura de Park Chung-hee en Corea del Sur o de la China de Deng Xiaoping, “que les permitió mejorar sus capacidades defensivas”.

En este sentido, el diario norcoreano Rodong recogió el pasado martes unas citas del líder en las que aseguraba que “planea aprender mucho” (de su visita a la ciudad estado) y que había “podido conocer el poder y el desarrollo económico de Singapur y su increíble ascenso”, en un inusual mensaje de aperturismo y alabanza a lo extranjero de cara al público norcoreano.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar