Servirse con la cuchara grande

Por Francisco S. Cruz jueves 25 de junio, 2020

El PRM y su candidato, con las más recientes “encuestas” Gallup-Hoy y Greenberg-Diario Libre, han querido servirse, como se dice, con la cuchara grande y jugar con la desmemoria del pueblo dominicano al querer manipular la realidad política-electoral obviando que, desde más de un mes, el candidato Luis Abinader viene en caída libre, amen del caso-noticia de su dirigente Yamil Abreu Navarro -pedido en extradición por narcotráfico y “vínculos con el cártel de Sinaloa”-.

Dos hechos-realidad imposible de generar un 53.7%, o peor 56% de posicionamiento electoral que ni el mismo PRM se lo cree. Ello, además de soltar en banda a su aliado congresual de la Fuerza del Pueblo que, ante tanta mentira-glotonería, debe estarse preguntando, su ala no Kamikaze-ultraderecha-, si las “encuestas” de marras más que maquillaje-chantaje, es también, un mentamensaje: ¡No te necesitamos!

Sin embargo, la pregunta más lógica o que se cae de la mata es: ¿qué evento tan importante, impactante y radical -de último momento- ha sucedido que justifique el milagro-“hallazgo” de la Gallup y Greenberg? Por supuesto, si descartamos el sorpresivo anuncio del contagio de Abinader y el pedido de extradición, por narcotráfico, de Yamil Abreu Navarro -dos noticias, para el PRM, desfavorables-.

De modo que, en la pizarra nacional, ni con lupa, aparece un evento extraordinario que avale-justifique el 53.7% o el 56% que las referidas firmas les adjudican a Abinader, a menos que dos noticias malas o desfavorables hayan sido “valoradas” como tendencias inauditas de posicionamiento electoral (¿sociología-psiquiatría loca?), al punto de reposicionar un candidato en caída libre. Si así fuere, la Gallup-Greenberg, estarían inaugurando una nueva fórmula-estratagema cuasi de magia de lo que hasta ahora es el marketing político o, el relato artificioso de una grosera manipulación mediática-electoral.

Y es lamentable, que un candidato, un medio y un oligopolio periodístico se hayan prestado a insultar la inteligencia colectiva; y encima, anunciar, lo que se dice, ¡un salto de garrocha!, que, por lo que registran otras encuestas, parece, Abinader, y hace rato, llegó a su techo electoral: estacionario entre un 39% y un 43%, pero, con tendencia hacia la baja. Mientras, el candidato Gonzalo Castillo comporta y reporta un crecimiento ascendente-sostenido.

Entendemos que no es el mejor momento para el candidato Abinader, su partido -el PRM- y sus financiadores-fácticos, pues a pesar del milagro-“hallazgo” de la Gallup-Greenberg; ello no es óbice, para que un oligopolio periodístico y otro medio se propongan, contracorriente y a la brava, proyectar-crear tendencias electorales artificiosas cuando todos sabemos del peligro-abismo que, de concretizarse el milagro-“hallazgo”, se cierne sobre el país.

Sin duda, como alguien dijera: ¡Abinader “encontró la cura al coronavirus”! ¡Julio-5 dirá!

 

Por Francisco S. Cruz

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar