(Serie 4 de 4) Mediación Comunitaria, alternativa imparcial para resolver conflictos sin intervención de fiscal

Por Massiel De Jesus jueves 29 de noviembre, 2018

Estos centros que evitan la saturación a tribunales no cuentan con recursos económicos para operar de forma eficiente en las 15 fiscalías barriales del Distrito Nacional

(Este es la última de una serie de cuatro reportajes sobre la función de las fiscalías barriales del Distrito Nacional)

 EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Los Centros de Mediación que funcionan en las fiscalías barriales del Distrito Nacional se han convertido en una “alternativa factible” e imparcial en la solución de los conflictos menores entre personas que acuden ante esta instancia.

José Martínez Chaín, coordinador de los Centros de Mediación de las 15 fiscalías barriales de la Capital, indicó a El Nuevo Diario que muchos de los “procesos simples” que llegan a las referidas fiscalías son mediados por estos centros de forma voluntaria, pacífica, rápida, confidencial, económica y homologable.

Agregó que estas dependencias de las referidas fiscalías ofrecen un servicio gratuito y voluntario a la población para que las partes afectadas por diversos problemas puedan arribar a un acuerdo con la asistencia de un mediador, capacitado en el área, sin que necesiten la intervención de un fiscal coordinador.

Además, consideró que los Centros de Mediación representan una vía acertada para la descarga de los tribunales de República Dominicana, pese a que asegura aún hay quienes las desconocen.

Martínez Chaín, coordinador de los Centros de Mediación, durante entrevista a periodista de El Nuevo Diario, Massiel De Jesús A.  (Foto: Daniel Duvergé/END)

“Los casos menores más frecuentes que nosotros atendemos son la difamación, conflictos entre vecinos, laborales, el trabajo pagado no realizado y viceversa, daño a la propiedad, inquietud, abuso de confianza, paso a callejón, ruidos, medioambiente, entre otros, que pudieran tomarse entre seis meses a dos años en los Tribunales, son resueltos en horas, dependiendo de la profundidad del mismo”, detalló el coordinador Martínez Chaín.

En ese aspecto, Martínez, quien también es presidente del Consejo de los Voluntariados de Apoyo a las Fiscalías Barriales del Distrito Nacional (COVOFIBA), explicó que del total de los casos asistidos por estos al año, el 90% son resultados satisfactorios.

Detalló que de ese 90%; 60% son mediados con éxito, el 20% lo resuelven ellos mismos (pates involucradas en el conflicto); y el resto desestima las acciones.

Señaló, además, que a diario decenas de casos son llevados a la mesa del diálogo de las fiscalías comunitarias, ubicadas en sectores populosos del Distrito Nacional, tales como Ciudad Colonial, Cristo Rey-Ensanche la Fe, Villas Agrícolas, María Auxiliadora, Villa Consuelo-Villa Francisca-San Carlos, Carretera Sánchez, Villa Juana, Los Girasoles, La Paz, para que las partes implicadas pueden llegar a acuerdos, siempre y cuando no sean contrarios a la ley ni perjudique a terceros.

Elaboración: Yarit Ortiz/El Nuevo Diario.

Riesgos por falta de recursos

Pese a los resultados que muestran cada año, asegura Martínez, algunas de las fiscalías barriales no cuentan con estos centros por falta de recursos económicos, aunque está esperanzado de que con el “relanzamiento” de estas en su estructura física que lleva acabo el procurador general de la República, Jean Alian Rodríguez, el personal de los Centros de Mediación sea tomado en cuenta.

Agregó que es necesario e importante que se designe mediadores “fijos” en cada fiscalía barrial, ya que por carencia  de recursos económicos para su movilización muchos han tenido que irse y los que existen no dan abasto a las demandas recibidas.

“Los Centros de Mediación desde el 2008 al 2017 han recibido más  de  22, 000 casos; más de 13, 000 casos mediados; y más de 150, 000 personas atendidas, de acuerdo a estadísticas de la Procuraduría Fiscal del Distrito Nacional, publicadas por el Voluntario.

Mediación. Fuente externa.

En la actualidad, operan  nueve  centros de mediación en las 15 fiscalías comunitarias, pero de los más de 100 mediadores que fueron instruidos al inicio del proyecto hace más de 9 años, bajo la dirección del entonces fiscal del Distrito, doctor José Manuel Hernández Peguero, sólo quedan unos 15 en servicio, según señaló Martínez.

“(…) El presupuesto con que opera la Fiscalía del Distrito Nacional no permite cubrir los incentivos correspondientes para que los mediadores puedan efectuar su labor eficiente. Los mediadores trabajan de forma voluntaria y sin que se le pague dinero”, recalcó.

Al respecto, el procurador Rodríguez informó hace unas semanas a la prensa que se hacen las adecuaciones físicas, entre otros aspectos, de las fiscalías barriales, y de las cuales hasta ayer miércoles se han reinaugurado seis de un total de 16 que están en proceso de renovación.

¿Por qué son necesarios los Voluntariados?

Como una forma de participación de la ciudadanía a las fiscalías barriales, se creó el Voluntariado de Apoyo, el cual está integrado por líderes comunitarios, Iglesia Católica, representantes de las distintas iglesias, así como de Juntas de Vecinos, dirigentes de clubes, profesores, entre otros.

El presidente de COVOFIBA acentuó que los Voluntariados son el enlace entre las comunidades pertenecientes a las fiscalías del Distrito Nacional y los fiscales, a quienes les transmiten las exigencias perentorias que requieren su intervención.

DATO:Los Centros de Mediación Comunitaria surgieron en el 2008 como medios alternativos de resolución de conflictos, dentro de las fiscalías comunitarias, tres años después de crearse los Voluntariados conjuntamente con las fiscalías barriales.

 

Anuncios