Señalan importancia de crear políticas públicas para fomentar empleo juvenil

Por admin lunes 3 de abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, Santo Domingo.- Expertos en materia económica señalaron que la República Dominicana se enfrenta al desafío de crear políticas públicas más focalizadas que permitan el acceso de los jóvenes al mercado laboral, dado que el 17.6 por ciento de las personas entre 15 y 24 años no estudiaban ni trabajaban en 2015.

Se trata de datos del Observatorio del Mercado Laboral Dominicano (Omlad) expuestos durante el panel "Juventud y Mercado Laboral: Retos del Empleo Juvenil en la República Dominicana", donde se puso de manifiesto que el desempleo juvenil genera consecuencias negativas a nivel económico y social, como el aumento de la desigualdad, delincuencia, inseguridad alimentaria y violencia.

Los expertos José Javier Tavares, Odalis Marte y Francisco Ramírez debatieron sobre los principales retos del empleo juvenil durante un panel organizado por el Observatorio de Políticas Sociales y Desarrollo de la Vicepresidencia de la República y el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec).

La actividad estuvo encabezada por la vicepresidenta, Margarita Cedeño, quien afirmó que "nuestra preocupación por la impostergable necesidad de ampliar el acceso de los jóvenes a empleos de calidad, mejorar las habilidades de este sector de la población y habilitar espacios para el empleo digno, nos impulsó a generar espacios de diálogo y de creación de soluciones a estas problemáticas".

En el panel, los especialistas coincidieron en afirmar que existen tres factores que inciden en el desempleo juvenil y se relacionan con el nivel de educación o formación alcanzada, la experiencia laboral y la capacidad del sistema económico de generar nuevos puestos de trabajo.

En ese sentido, la Encuesta sobre la Transición de la Escuela al Trabajo aplicada en el 2015 determinó que al 40.3 por ciento de los jóvenes se les hace difícil conseguir empleo por la escasez de puestos; el 21.8 por ciento por la falta de experiencia; y el 15.5 por ciento por falta de formación relevante.

Pese a que la economía dominicana es una de las más dinámicas de la región, para el año 2014 el desempleo juvenil alcanzó una tasa de 31.4 por ciento, la más alta en América Latina y el Caribe, apuntó Tavares, economista e investigador del Observatorio.

En tanto, Marte, experto en la banca, explicó que la falta de empleo afecta más a las mujeres jóvenes (9.7 por ciento) que a los hombres (4.1 por ciento).

Indicó que una de las principales razones de la problemática del desempleo en los jóvenes es el desacoplamiento entre la academia y el sector empleador.

"Cada año se graduan decenas de estudiantes de educación superior. Hay algunos nudos dentro de nuestra economía pero también en el sector educativo que impiden una absorción adecuada, probablemente por un tema de desacoplamiento de los programas académicos y la demanda de mano de obra especializada en el sector privado", indicó.

Finalmente, Ramírez, economista del Banco Central, consideró otros retos para la elaboración de políticas de empleo como el crecimiento lento de los sectores intensivos en trabajo; del empleo de baja calidad e informalidad; profundización de la disparidad entre habilidades y formación; falta de acceso a capital y a entrenamiento sobre emprendimiento; así como discriminación y marginalización.

Dijo que, a pesar de los esfuerzos del Gobierno para combatir el desempleo, es necesario diseñar objetivos bien definidos y orientados a la oferta, a través de políticas sectoriales como la inversión intensiva; acceso al financiamiento de pequeñas y medianas empresas; y además, a la demanda laboral, mediante la educación y formación de los jóvenes en habilidades y experiencia; y promoción de la igualdad de género. EFE