Senador peledeista plantea “darle pa` bajo” a maleantes

Por Carlos Luis Baron Miércoles 29 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Senadores opinaron ayer que deben aplicarse medidas para enfrentar los altos niveles de delincuencia y criminalidad existentes en el país y coincidieron también en sugerir “una profilaxis” en la Policía Nacional.

En ese sentido, el representante por la provincia Independencia (PLD), Orlando Mercedes Sena, consideró que “nuevamente debemos aplicar manos dura y darles pa´ bajo (matar) a los delincuentes en las calles”.

Asimismo, sugirió que las autoridades "deberíamos buscar la asesoría de los ex jefes de la Policía, Guillermo Guzmán Fermín y Pedro de Jesús Candelier”.

Mercedes Sena dijo al pleno de senadores que “el problema de la criminalidad ha provocado un grito en la población y eso me recordó a el ex jefe de la Policía, Guillermo Guzmán Fermín, a quien debemos contratar como asesor”.

Se preguntó Mercedes Sena “¿Porqué no podemos ayudarnos de esos militares, que aunque en retiro deben ser asesores, buscar agentes que con mano dura puedan tener freno a esta delincuencia?”.

Sostuvo que la situación se ha puesto tan difícil que ya “uno no sabe el día que nos pueda tocar a todos, pobres, ricos, profesionales. Hay una inseguridad tal y como que no se dice nada, debemos buscar una salida”.

Recordó a los senadores que antes había policías llamados “topogigios” , agentes que eran utilizados para la represión y volvió a preguntarse “¿Porqué no se puede utilizar agentes para atacar a la delincuencia, sobre todo en los barrios, donde el mundo conoce quienes son los delincuentes?”.

Al referirse al actual director de la Policía, expresó que “se aduce que hay flojedad, que no están actuando. Creo que podemos hacer un bloque, usando métodos más suaves, junto con los que son duros y ponerles freno”.

Exhortó al pleno de senadores a buscar ayuda que lleven a frenar esta situación de inseguridad, tras lo cual sostuvo que “hay que poner asunto a lo que está pasando en la República, porque hay sectores que están aprovechando y azuzando y se ve un carácter político en esta situación”.

De su lado, el senador por Monseñor Nouel, Félix Nova, planteó como medidas de solución, regular las placas de los motonchistas, montar una mayor vigilancia en las entradas de los pueblos e instalar el patrullaje mixto.

En ese orden, hizo un llamado a todos los sectores “para aportemos en pos de lograr mayor seguridad ciudadana, debemos tomar medidas que se sienta que estamos haciendo algo”.

En tanto, el senador por Elías Piña, Adriano Sánchez Roa, recordó que existe una ley sobre porte y tenencias de armas de fuego, que conlleva al desarme y que debe ser implementada por los organismos armados correspondientes.

Sobre los permisos de armas, Sánchez Roa dijo que se deberían llenar rigurosos requisitos para obtenerlas y poder reducir el tráfico de armas, ya que es mucha la que pasa por la frontera.

Al respecto, Sánchez Roa anunció que ya finalizaron los estudios sobre el “Proyecto de Ley de Seguridad Privada”, que vendrá a regular las agencias de seguridad y a los propios uniformados.

Sostuvo que entre guardias, policías y guardianes privados hay un total de 420,000 y que entre ellos puede haber más de cinco mil con armas portadas de forma irregular.

Sobre esta ley dijo que ya se logró el consenso para su aprobación después de siete años en el Congreso.

De su lado, José Ignacio Paliza, de Puerto Plata, advirtió que el problema debe preocupar a todos y que las medidas deben ser integrales, “ya que no hay soluciones inmediatas”.

En ese orden, manifestó que la reforma policial debe comenzar a aplicarse para dar respuesta en ese órgano del orden y advirtió que el tema de la criminalidad e inseguridad ciudadana no debe politizarse, “porque la criminalidad atemoriza a la ciudadanía y como congresistas debemos dar respuesta integral”.

Finalmente, el senador Dionis Sánchez, peledeista por Pedernales, consideró que hay que hacerle “una profilaxis” a la Policía Nacional y ser más drásticos para que se apliquen las leyes aprobadas que contribuyan a reducir la delincuencia.

Por Lilliam Mateo