Sector editorial técnico español busca incrementar presencia en RD

Por EFE martes 6 de junio, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El sector editorial científico-técnico español busca incrementar su presencia en el mercado dominicano, donde exporta libros de este segmento por valor de 660,000 dólares, según cifras del ICEX España Exportación e Inversiones correspondientes a 2015.

República Dominicana es un mercado con potencial para este sector, dada la importante apuesta del gobierno por impulsar la educación y la cultura, lo que “abre unas perspectivas interesantes para aquellas editoriales españolas que trabajan en temas educativos”, señaló a Efe la jefa del Sector Editorial de ICEX, Cristina Abelenda.

Durante una jornada sobre el “Libro científico técnico Santo Domingo 2017” celebrada hoy en un hotel de la capital, señaló que toda política que suponga destinar presupuesto a reforzar la educación y la cultura “lleva aparejada una mayor oferta de libros”.

El segmento editorial español quiere aprovechar este margen de inversión en todos los niveles educativos, especialmente para las publicaciones destinadas a universidad y formación profesional, explicó.

En la jornada, representantes de ocho editoriales españolas presentaron su oferta a delegados locales del sector: distribuidores, libreros, profesores, jefes de compras de bibliotecas y centros de cualificación, responsables de concursos y adquisiciones para universidades y formación profesional.

Se trata de las editoriales Grupo Anaya, Desclée de Brouwer, Editorial Acribia, Editorial Reverte, Eunsa, IC Editorial, Marcombo Ediciones Técnicas y Narcea Ediciones.

Abelenda apuntó que España ya es líder en suministro de libros en la República Dominicana, que en 2015 importó libros españoles por valor de 4.70 millones de dólares, también en el subsector científico-técnico, pero “las perspectivas de crecimiento son buenas e interesantes”.

“El sector editorial español es pionero en exportación, lleva exportando desde los años 20 del siglo pasado e instalándose en países americanos, así que conoce perfectamente el mercado y tiene unas perspectivas realistas sobre el margen de crecimiento”, propiciado por las políticas de fomento de la educación, dijo.

En ese mismo sentido se pronunció el consejero cultural de la Embajada de España en el país, Javier Cantero, que destacó la ventaja que suponen los vínculos que unen a ambos países y el conocimiento que las editoriales ya tienen de este mercado.

“España tiene aquí una impronta muy especial, y hay que aprovechar esa impronta. Estamos hablando de uno de los sectores más punteros del mundo en edición de libros, no solo por la extensión de su catálogo, sino por su calidad, tanto desde el punto de vista del formato como del contenido”, afirmó.

Por su parte, el consejero económico y comercial de la Embajada española, Fernando Mier, señaló las intensas relaciones bilaterales en el ámbito de la inversión y el comercio, así como la presencia personal y los lazos culturales e históricos, sin embargo, el vínculo en “el sector del libro y más específicamente el libro científico-técnico no está tan tocado, y por eso estamos aquí”.

En este sentido, Mier puntualizó que, si bien ya hay una presencia significativa de publicaciones españolas en la formación media (bachillerato), en el nivel universitario y de formación superior aún hay nicho de mercado para las editoriales españolas.

En 2015, España exportó productos editoriales por valor de 622.7 millones de dólares, siendo este un sector netamente exportador, con una tasa de cobertura del 242 %.

América en su conjunto es el primer destino de las exportaciones españolas de libros con más de 192 millones de dólares, siendo los principales mercados México (64 millones), Argentina (17.5 millones), Chile (15.6 millones), Perú (14.5 millones), Colombia (14.3 millones), Brasil (12.2 millones) y Estados Unidos (12.1 millones). EFE