Secretario de Defensa de EEUU visita Seúl para tratar la crisis de Corea del Norte

Por EFE viernes 27 de octubre, 2017

EL NUEVO DIARIO, Seúl.- El secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, visita desde este viernes Corea del Sur para tratar con el Gobierno la crisis de Corea del Norte y preparar la visita a Seúl del presidente Donald Trump en noviembre.

Durante su gira por Asia, que le ha llevado también a Filipinas y y Tailandia, Mattis han insistido en la necesidad de realizar todos los esfuerzos diplomáticos para solucionar el conflicto con el régimen de Corea del Norte.

El secretario de Defensa se reunirá hoy con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, según informó la oficina presidencial de Seúl.

El encuentro se lleva a cabo a modo de preparación de la cumbre que Trump y Moon celebrarán el próximo 7 de noviembre en Seúl, en la se abordará la situación y respuesta a Corea del Norte.

Tras aterrizar en Seúl, Mattis tiene previsto además visitar junto a su homólogo surcoreano, Song Young-moo, un puesto de vigilancia fronterizo y la Zona de Seguridad Conjunta (JSA), que se enmarca en la zona desmilitarizada (DMZ) que divide las dos Coreas, según ha informado el Ministerio de Defensa del país asiático.

La JSA es teóricamente el único punto en el que soldados de las dos Coreas, que permanecen técnicamente en guerra desde hace casi 70 años, se ven las caras.

Está previsto que los dos titulares de Defensa lean un comunicado conjunto que inste al hermético país vecino a dejar de realizar ensayos con armas de destrucción masiva.

Secretarios de Defensa como Ashton Carter, Chuck Hagel o Robert Gates han visitado en los últimos años la tensa DMZ cuando han viajado a Corea del Sur, al igual que los presidentes Barack Obama o George W. Bush.

El propio Donald Trump también planeaba aparentemente visitarla cuando viaje a Corea del Sur los próximos días 7 y 8 de noviembre, aunque el plan ha quedado descartado, según Casa Blanca.

El sábado próximo, Song y Mattis presidirán en Seúl la reunión consultiva anual de defensa entre Corea del Sur y Estados Unidos.

Se espera que en la reunión se trate el “despliegue rotacional” de activos estratégicos estadounidenses -como submarinos y portaaviones de propulsión nuclear o bombarderos- en Corea del Sur ante la actual situación en la región.

Los continuos ensayos de armas del régimen de Kim Jong-un, incluida una prueba nuclear realizada el pasado 3 de septiembre, y la dura retórica empleada a su vez por la Administración Trump en Washington, han incrementado este año la tensión hasta cotas inéditas desde la Guerra de Corea (1950-1953). EFE

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar