Se intensifica lucha entre imputados y Ministerio Público por incorporación de delaciones en juicio Odebrecht

Por Ismael Hiraldo lunes 19 de abril, 2021

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Este lunes se completaron dos semanas de debates y luchas intensificadas entre imputados y Ministerio Público sobre la posibilidad de  incorporar delaciones de exejecutivos y colaboradores de Odebrecht como pruebas documentales al juicio por el caso de sobornos.

Estos enfrentamientos argumentativos son encabezados por los abogados de todos los encartados en el caso y por el Ministerio Público. Los mismos se producen porque los fiscales y procuradores insisten en la integración de las delaciones como evidencias para sustentar su acusación, pero los imputados se niegan a que sean leídas estas pruebas porque, como explican, carecen de legalidad y escrutinio del debido proceso.

Estas sonadas delaciones han sido muy peleadas en el juicio porque constituyen para el Ministerio Público una prueba clave de su acusación ya que en ellas se recogen testimonios de empleados de Odebrecht que aseguran que figuras políticas dominicanas recibieron y manejaron sobornos.

Aunque los debates estaban supuestos a finalizar la semana pasada, en esta primera audiencia de la jornada los argumentos siguieron arropando el juicio de fondo. Los primeros en lanzar sus alegatos a las juezas fueron los abogados del expresidente del Senado, Andrés Bautista, quienes reiteraron que las delaciones son ilegales porque no están debidamente firmadas ni traducidas.

En ese orden, el abogado Jorge López expresó que el Ministerio Público “muestra desesperación por subsanar” el expediente acusatorio en contra de los seis actuales imputados y agregó que la oportunidad de “enderezar” el expediente ya pasó.

López dijo esto porque, desde su punto de vista, las delaciones carecen desde un principio de sostenibilidad jurídica. Así también lo expresó Carlos Salcedo, coordinador de la barra defensora de Bautista, quien refirió varios convenios internacionales no vistos por el Ministerio Público y que refieren que las delaciones no fueron producto de acuerdos internacionales, sino de declaraciones entre Brasil y República Dominicana.

De su lado, el jurista Miguel Valerio, defensor del exministro Víctor Díaz Rúa, indicó que en base a “esas delaciones ilegales” se produjo el apresamiento de exfuncionarios y políticos dominicanos como medida de coerción en el 2017, por lo que rechazó que estas evidencias sean incorporadas al juicio.

Los abogados de Juan Roberto Rodríguez también rechazaron la introducción de las delaciones al decir que estas evidencias “son irregulares” porque constituyen una prueba documental y no oral, como defiende el Ministerio Público.

La jornada de este lunes estuvo cargada de estas defensas y se espera que para ese martes algunos abogados continúen convenciendo a las juezas sobre la exclusión de estas pruebas de delaciones, pero Wilson Camacho, procurador y representante del Ministerio Público en el caso, no se quedó callado y antes de su ponencia habló con la prensa.

Camacho deploró que los abogados hayan agotado tres semanas encabezando una oposición a las delaciones y reprochó que ese tiempo “no les ha bastado para responder a una petición del Ministerio Público”.

El procurador defendió la legalidad de las delaciones al decir que las mismas fueron producto de una cooperación internacional entre Brasil y República Dominicana y explicando que estas pruebas fueron admitidas por un juez en la etapa intermedia del caso, lo que, a su juicio, permite que las delaciones sean incorporadas sin obstáculos al juicio de fondo.

Apple Store Google Play
Continuar