¡Cómo se entretiene a los dominicanos!

Por Rolando Fernández sábado 7 de octubre, 2017

Con tantos problemas pendientes de resolver en este país, la temática puesta ahora sobre el tapete, para llamar la atención obviamente, es la celebración de primarias abiertas o cerradas en los partidos políticos. “¡Gran puñao!”, como dice el pueblo. ¿En qué beneficia eso a la sociedad nuestra?

Y claro, el asunto está siendo analizado y discutido en busca de consenso a nivel del Comité Político del PLD, el nuevo despacho presidencial, desde donde todo tiene que emanar, en el marco de un mach  encabezado por los dos caciques de última: Danilo Medina y Leonel Fernández,  presidiendo la mesa, y con poses muy risueñas para coger cámara, teniendo como telón de fondo la foto ampliada del gran maestro, ¡una  burla innegable a sus predicamentos loables!, y en franca deshonra póstuma a su persona, para luego buscar homologación a sus despropósitos en la caja de resonancia llamada Congreso Nacional.

Es entre esos dos “prohombres” que se deben decidir los asuntos nacionales, dándole prioridad a los que puedan favorecer el ámbito político reinante, y las conveniencias de los grupos económicos allí representados, que son aquellos que costean campañas electorales cada cuatro años.

“Juego está trancado en el PLD; Leonel y Danilo en desacuerdo”, un titular periodístico para entretener, “HOY”, edición del 3-10-17, refiriéndose a una cuestión de “vida o muerte” para los dominicanos: las primarias abiertas o cerradas en las organizaciones políticas, los grandes negocios en la actualidad, para escoger las candidaturas presidenciales, en el marco de la Ley de Partidos, la manzana de la discordia en el Congreso Nacional, que tantos tumbos viene dando desde años. ¡Nadie afila cuchilla para su propia garganta!

Cualquiera se preguntaría, ¿y debe ser ésa la gran preocupación para el partido de Gobierno?, con tan amplio bocinaje repetidor en los medios de comunicación, frente a tantos problemas acuciantes que acosan a este país, incluidos los relativos a la corrupción y la impunidad, encabezados por el mayúsculo escandalo Odebrecht, que el día menos pensado va a dar el gran “zarpazo” punitivo a lo interno en Dominicana, impulsado obviamente desde el exterior, por la justicia orquestada “apadrinante” que se gasta esta nación.

Dominicanos, abran los ojos, y no permitan que estos trúhanes le sigan entreteniendo, diseñando estrategias para ellos continuar disfrutando de las mieles del poder, mientras a las grandes mayorías aquí se las está llevando el diablo, pasando crujías, y teniendo que soportar injustas cargas impositivas.

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar