Se desnudan!

Por Germán Martínez Miércoles 21 de Junio, 2017

ARTÍCULOS ANTERIORES

Germán Martínez

Mi palestra

Germán Martínez El panorama político nacional!

Desde siempre tuve la seguridad, que luego pude comprobar con declaraciones de un alto dirigente de la llamada Marcha Verde que todo era político y con claras intenciones de acceder al poder vía, creía yo, elecciones democráticas.
Pensé que era algo así como la funesta Unión Cívica Nacional, que luego de convertirse en partido Político orquesto el Golpe de estado de septiembre del 1963 que trajo la guerra civil, la intervención Americana y la muerte de miles de dominicanos.

Ahora a Narciso Isa Conde, que luego se desdijo, se le safo que la Marcha Verde obtiene recursos de organismos internacionales que todo el mundo sabe que son parte del gobierno de los Estados Unidos, así las cosas ese movimiento tiene peligrosa y preocupante paternidad que muchos creíamos superadas incluso en la política del amo del Norte.

La democracia Dominicana es sagrada, y lo es porque fue hecha sobre un charco de lágrimas y de sangre, del sacrificio quizás de lo mejor de la juventud de esos años y nadie, absolutamente nadie nos puede venir a querer violentar un gobierno nacido de unas elecciones que ninguno de los actores principales en el tiempo que les da la ley impugnaron ni siquiera una sola mesa a nivel nacional, así las cosas la legitimidad del gobierno de Danilo Medina es incuestionable, y su accionar legítimo.

Es una pena que un grupo de dominicanos pretenda llevar al país a épocas ya superadas, a la posibilidad de otra guerra civil, y hasta la intervención de los que según el dirigente comunista, ahora aliado de los Yanquis, están detrás de ese desatino, triste final para gente que en su tiempo jugaron un rol estelar en defensa de la soberanía nacional y de la democracia Dominicana.
Pero algo que les quede claro, a los de aquí y a los de allá, el poder que nace de la voluntad del pueblo expresada en las urnas no se renuncia ni se delega, y una cosa es ser decente y comedido y otra muy diferente ser pendejo, y Danilo Medina sabe eso!