Se cancela votación en el Parlamento israelí sobre el genocidio armenio

Por EFE martes 26 de junio, 2018

EL NUEVO DIARIO, JERUSALÉN. – El Parlamento israelí canceló la votación prevista para hoy para decidir si el país reconoce o no el genocidio armenio, a causa de la falta de apoyo de la coalición de Gobierno, aseguró la parlamentaria encargada de impulsar esta iniciativa.

“A pesar de las promesas, a pesar de las postergaciones y de que las elecciones en Turquía hayan pasado, el Gobierno y la coalición se niegan a reconocer el genocidio armenio”, escribió en Twitter Tamar Zalberg, presidenta de la formación pacifista Meretz que en mayo llevó ante la Cámara una petición para que se celebrara el debate sobre el reconocimiento a través de dos propuestas de ley.

“Por lo tanto, con gran pesar, me veo forzada a no mantener el voto”, lamentó la política, quien aseguró que este reconocimiento “es una cuestión de justicia moral histórica y fundamental que se suponía que el Estado judío era el primero en reconocer”.

En mayo se aprobó la propuesta de Meretz, pero ya entonces el presidente de la Knéset (Parlamento), Yuli Edelstein, pospuso el debate sobre la cuestión.

A principios de este mes, el Gobierno israelí retrasó la votación hasta después de la celebración de las elecciones presidenciales y legislativas de Turquía del 24 de junio, por recomendación del Ministerio de Exteriores, que dijo que este debate “podría beneficiar” en los comicios al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, finalmente reelegido.

Israel no ha querido calificar oficialmente de “genocidio” la matanza de 1,5 millones de armenios cometida por el Imperio Otomano entre 1915 y 1918, en plena I Guerra Mundial, por considerar que es un asunto que deberían resolver las partes de forma pacífica.

En 2016, sin embargo, el presidente israelí, Reuvén Rivlín, consideró que su país “está obligado moralmente” a reconocer los hechos acontecidos hace más de un siglo, mientras que en agosto del mismo año, el comité de Educación, Cultura y Deportes del Parlamento reconoció el genocidio armenio, aunque fue una declaración que no fue aprobada por el pleno de la Cámara.

Turquía reconoce la matanza de armenios, en el marco de la guerra que el Imperio otomano libraba en Anatolia contra las tropas rusas, pero se niega a calificarlo como “genocidio”.

Desde la Primera Guerra Mundial, miles de refugiados armenios que huían de las matanzas se vieron forzados al exilio y se instalaron en la región, principalmente en Jerusalén, donde hoy residen cerca de 3.000 personas.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar