Santo Domingo Norte: una opción factible y rentable para la inversión inmobiliaria

Por Joan Feliz

Santo Domingo Norte, y específicamente Villa Mella, comunidad  conocida por su famoso Chicharrón, y gracias a la gran inversión que ha recibido este municipio del Gran Santo Domingo, hoy esta localidad emerge como uno de los principales puntos de crecimiento inmobiliario en todo el país,

Con una extensión de territorio que ocupa el 29.8% de los 1,302.2 kilómetros cuadrados de su provincia, Santo Domingo Norte (Villa Mella)  tiene una población de 529,390, equivalente al 22.3% de los 2,374,370 habitantes registrados en la demarcación por el Censo 2010 de la Oficina Nacional de Estadística (ONE), lo que al día de hoy  debe haber aumentado un 15 a 20 %.

En este crecimiento han convergido varios factores: Villa Mella es portadora de una gran inversión que han hecho empresas constructoras en distintos sectores de ese municipio. También la gran inversión en infraestructuras del Estado en los últimos años, y por supuesto, la presencia del Metro de Santo Domingo, la obra más exitosa de movilidad en la historia dominicana, ha hecho de Villa Mella un espacio atractivo para un proyecto inmobiliario.

Pero la clave principal para el inusitado crecimiento de Santo Domingo Norte ha sido el surgimiento de una nueva clase media con deseos de tener su propio apartamento con buena terminación, buena calidad, y a un precio más asequible que las ofertas exhibidas en el polígono del Distrito Nacional, lo que ha sido aprovechado por las constructoras, que han sabido dar respuesta a dichas necesidades.

Con oferta para todos los públicos, que van desde inmuebles más económicos en los alrededores de  la avenida Jacobo Majluta, hasta las edificaciones más costosas en los alrededores del Mirador Norte, diversidad que ha sido clave en el crecimiento inmobiliario de Santo Domingo Norte.

Durante mucho tiempo se concebía a Villa Mella como un lugar alejado e incómodo de llegar, pero actualmente con el caos en el tránsito que presenta   el Distrito Nacional, eso ha cambiado, y ahora es posible utilizando el Metro y la avenida Jacobo Majluta trasladarse desde Villa Mella a cualquier lugar del centro de la ciudad en cuestión de minutos,  cosa prácticamente imposible en el realizarse en el polígono central de Distrito Nacional.

La actual realidad de Santo Domingo Norte es de ventajas, comenzando por estar dotado con su propio aeropuerto, un cementerio privado (uno de los más lujosos), asimismo Villa Mella cuenta con un sistema de transporte eficiente, con modernas plazas comerciales, tiendas por departamentos, la avenida Circunvalación, instalaciones médicas de primer nivel, con torres de gran calidad,  todo eso opacado únicamente por las deficientes gestiones municipales edilicias. Lo cierto es que Villa Mella es hoy una gran opción para hacer una inversión inmobiliaria. Ya sea para vivirla o rentarla.

Sin embargo, Creo firmemente que Santo Domingo Norte tiene muchas condiciones que aún no han sido aprovechadas,  y su  crecimiento no ha explotado al nivel que debería por falta de infraestructuras vial  (puentes).  Su admirable desarrollo tiene un gran hándicap, como lo  es que Santo Domingo  Norte solo se conecta por dos lugares: 1) El puente de las Hermanas Mirabal,  y 2) Por la avenida Jacobo Majluta sobre el rio Isabela.

Propongo para la superación de estos frustrantes escollos en el tránsito de Santo Domingo Norte que el gobierno del presidente Luis Abinader construya varios puentes que conecten con el Distrito Nacional. Una de esas obras sería un puente que conecte  la avenida  Ortega y Gasset  con la avenida Mirador Norte para conectar con Guaricano y conectar con la Avenida Emma Balaguer. Igualmente  otras obras viales que conecten a esa comunidad en el norte del Gran Santo Domingo con  la avenida Duarte,  la Calle Albert Tomas, y la avenida Francisco del Rosario Sánchez.

Por Joan Feliz

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar