SANA AL MUNDO: El liderazgo que nadie quiere tener

Por Amerfi Cáceres martes 23 de agosto, 2022

Todos los países del mundo aspiran a destacar y ser reconocidos como los mejores en algo. Hay países que destacan en materia educativa, presentando los mayores estándares del conocimiento como lo viene haciendo Finlandia desde hace varios años; otros se vanaglorian de su poder económico, China es el caso más reciente, que cual coloso viene dando pasos agigantados en esa materia. Otros más como potencias militares, a saber, Estados Unidos y Rusia.

En medio de este panorama mundial altamente competitivo cabe hacernos la pregunta:

¿En qué ámbito República Dominicana puede presumir ante los demás países que conforman el globo terráqueo?

Cada año, a nivel mundial los accidentes de tránsito provocan la muerte de aproximadamente 1,3 millones de personas.

Casi la mitad de las muertes provocadas por las colisiones en el tránsito afectan a personas vulnerables en la vía pública, es decir, a peatones, ciclistas y motociclistas.

La Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución A/RES/74/299 fijó la ambiciosa meta de reducir a la mitad, de aquí al 2030, el número de defunciones y lesiones causadas por el tránsito en el mundo.

Las colisiones debidas al tránsito cuestan a la mayoría de los países el 3% de su Poducto Interno Bruto.

República Dominicana ocupa el primer lugar en accidentes de tránsito con 64.6 muertes al año por cada 100.000 habitantes, de las cuales la gran mayoría, un 87 %, corresponde a personas del sexo masculino, mientras solo un 13 % de las víctimas son mujeres.

Estos datos nos obligan a hacer una dramática inferencia: los hombres son más temerarios a la hora de conducir que las mujeres.

En el 2021 el número de muertes en accidentes de tránsito fue de 1,874, lo que representa una subida de 8.1 % con relación al 2020, año en el que el país pasó la mayoría de los meses bajo confinamiento producto de la pandemia. Los fallecidos anuales por accidentes de tránsito en el país rondan las 3,000 personas según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿A qué se debe tan alto nivel de defunciones?

A pesar de lo poco esperanzadoras que nos pueden parecer estas estadísticas, hay una buena noticia: la mayoría de los accidentes viales son prevenibles.

Según los especialistas el 80% de los accidentes viales son originados por el conductor, ya sea por problemas con el automóvil, por agentes naturales o por problemas en el camino. Esto significa que por lo menos 8 de cada 10 accidentes podrían haberse prevenido.

La falta de pericia, el descuido por estar mirando el teléfono celular, los efectos del alcohol y las drogas son los factores humanos más comunes que conducen a un accidente vial. De hecho, se cree que más del 22% de los siniestros de tránsito se deben al uso del teléfono mientras se conduce.

Manejar un automóvil que no funciona adecuadamente es un peligro, tanto para el conductor como para otros automoviles. Por esto es importante que nuestras autoridades obliguen a los conduçtores a hacer revisiones y mantenimiento periódico que garanticen el funcionamiento correcto de frenos, direccionales, suspensión, etc.

Los fenómenos naturales, como la lluvia, son inofensivos en sí mismos. El problema surge cuando no se cuenta con el equipo necesario para conducir bajo estas condiciones o se ignoran las recomendaciones básicas para estos casos.

El factor que menos accidentes provoca tiene que ver con el camino. Solo 4% de los siniestros viales está relacionado con errores de señalamientos viales, el mal estado o la falta de pintura en las líneas de las carreteras.

Entendiendo que somos líderes en accidentes de tránsito y no por el estado de nuestras carreteras, sino por la falta de conciencia y la temeridad en el momento de manejar, cabe elevar la siguiente consigna:

¡Protege tu vida y la de los tuyos, conduce con cuidado!

POR AMERFI CÁCERES

*La autora es locutora, periodista, abogada y líder comunitaria.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar