San Diego aprueba resolución contra el muro en frontera entre México y EE.UU.

Por EFE martes 19 de septiembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, SAN DIEGO.- El cabildo de San Diego en California (EE.UU.) aprobó hoy una resolución en contra del muro que quiere llevar a cabo la Administración del presidente Donald Trump en la frontera entre México y Estados Unidos, y cuyos prototipos podrían empezar a edificarse en las próximas dos semanas.


La iniciativa de la regidora demócrata Georgette Gómez hace pública la oposición de una de las ciudades fronterizas más grandes del país a la propuesta del Gobierno federal, ya que temen tenga impactos negativos en materia económica y ambiental.

“Vamos a decirle al presidente (Donald) Trump que estamos rechazando el muro”, declaró Gómez.

“Esta es nuestra ciudad, tenemos que protegerla; es nuestra responsabilidad y creo que sí nos van a oír”, agregó.

Decenas de personas, principalmente integrantes de organismos civiles, se dieron cita en la sesión de cabildo y a fuera de la sede.

Tras más de una hora de intervenciones, el cabildo aprobó la resolución con los votos de los cinco regidores demócratas, mientras que tres republicanos se mostraron en contra y hubo una abstención.

El demócrata David Álvarez resaltó que San Diego forma parte de una región “binacional”, en la que hay constante interacción con los vecinos al sur de la frontera, además de una interdependencia económica.

“Voy a decirlo de manera simple, porque creo que nuestro presidente necesita simplicidad en sus mensajes: el muro fronterizo es una idea estúpida”, declaró durante la sesión de cabildo.

Por su parte, la republicana Lorie Zapf votó en contra y argumentó “no ver el punto” de la resolución, además de considerar que solo se trata de “posturas políticas”.

En primera instancia, la resolución planteaba que hubiera algún tipo de sanción a las empresas que colaboraran de alguna forma a la construcción del muro, aunque dicho apartado fue retirado de la resolución votada hoy.

Con la resolución de hoy, San Diego se une a ciudades como Tucson en Arizona y Brownsville en Texas, entre otras, que ya han adoptado resoluciones en contra de una de las principales promesas de campaña del presidente Donald Trump.

“San Diego, una de las ciudades más importantes en la franja divisoria, tiene la obligación de pronunciarse independientemente de que el Gobierno federal escuche o no”, consideró Christian Ramírez, director de la Coalición de Comunidades Fronterizas.

“Lo más importante es enviar un mensaje muy claro: que desde el Pacífico hasta el Golfo de México las comunidades fronterizas envíen un rechazo unánime a la construcción del muro”, añadió el activista.

En la zona de Otay Mesa, al este del condado de San Diego, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ya ha designado un área para la construcción de prototipos de lo que sería un nuevo muro fronterizo.

Hace una semana, el gobernador de California, Jerry Brown, envió una carta al DHS en la que expresa su preocupación ante el inicio, el 26 de septiembre, de los trabajos de construcción, según consta en documentos.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar