Samsung Electronics niega haber financiado a la red de la “Rasputina”

Por El Nuevo Diario Viernes 24 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SEUL.- El vicepresidente de Samsung Electronics, Kwon Oh-hyun, insistió hoy durante la junta de accionistas que, pese a la imputación del heredero del grupo en relación el caso, la empresa no financió la red de intereses creada por la llamada "Rasputina" surcoreana.

Aunque el vicepresidente de la compañía pidió perdón a los inversores congregados en Seúl por los inconvenientes causados a raíz la detención y procesamiento de Lee Jae-yong, presidente de Samsung Electronics y nieto del fundador del conglomerado, subrayó que la empresa no vulneró la ley.

"La contribución, que se hizo para apoyar un tema de interés público, se ha utilizado para un propósito diferente. Y el uso de dicha contribución no requirió de una decisión de la junta directiva o del comité de gestión", dijo Kwon en declaraciones recogidas por el diario Korea Herald.

La contribución que menciona hace referencia a los 43.000 millones de wones (35,5 millones de euros) que la empresa donó a dos fundaciones controladas por Choi Soon-sil, conocida como la "Rasputina" por su amistad con la expresidenta surcoreana Park Geun-hye, destituida el pasado 10 de marzo a raíz de este escándalo.

La fiscalía considera que los pagos se habrían realizado a cambio de que el fondo público de pensiones hubiera autorizado en 2015 una fusión de dos filiales (participadas por el mencionado fondo) del grupo Samsung que reforzó el control del clan Lee sobre este conglomerado que genera una quinta parte del PIB surcoreano.

Con base en estas consideraciones Lee fue detenido en febrero y comenzó a ser juzgado el pasado 9 de marzo por un tribunal del Distrito Central de Seúl que prevé dictar sentencia en mayo.

Lee, de 48 años, es el presidente de facto del mayor conglomerado surcoreano ya que se hizo con las riendas del mismo en 2014 después de que su padre, Lee Kun-hee, sufriera un infarto que lo ha dejado incapacitado desde entonces.

Pese a los importantes baches que ha sufrido Samsung Electronics en el último año, como el fiasco de su teléfono Galaxy Note 7 o el arresto de Lee, las acciones de la empresa no han dejado de alcanzar niveles récord desde que en noviembre anunció una remodelación de su modelo de gestión para favorecer los intereses de los accionistas.