Salud mundial en peligro

Por María Hernández

Deberíamos estar celebrando que el pasado 7 de abril se conmemoró el Día Mundial de la Salud, pero es una fecha que encuentra al mundo sumido en una crisis sanitaria que esperamos se supere en poco tiempo debido a la pandemia del COVID-19 que ya cumplió un año de haber hecho su aparición en la ciudad china de Wuhan.

Gobiernos de muchos países han sido calificados hasta de genocidas por la gran cantidad de ciudadanos que han dejado morir a su suerte, como es el caso más reciente de Brasil. Otros, como el de Haití, se limitan a ofrecer muy bajas cifras de contagios y decesos que no se corresponden con la realidad teniendo en consideración que esa nación adolece de grandes problemas de insalubridad, en un país que sale de una crisis y entra en otra.

En Argentina, por ejemplo, el presidente decidió volver atrás las medidas mediante las cuales se habían liberado las restricciones ante la nueva ola que se ha producido de la enfermedad, en los últimos días.

Si bien es cierto que las vacunas han llegado para dar una esperanza a la población mundial, se ha denunciado el monopolio de las grandes potencias las cuales desde el principio han acaparado la mayoría de las vacunas para sus ciudadanos sin importarles la suerte que puedan correr poblaciones enteras de países con ingresos económicos medios o bajos que no les permiten comprar grandes cantidades de vacunas.

En la República Dominicana sus autoridades, incluyendo las de la pasada gestión que encabezó el presidente Danilo Medina, han puesto en primer orden el tema de la salud lo que quizás ha sido un control para que no haya colapsado el sistema de salud del país con medidas restrictivas que van desde el uso permanente de las mascarillas en lugares públicos, distanciamiento físico de las personas en bancos, supermercados, farmacias y otros, lavado frecuente de las manos y el estado de emergencia que también se ha mantenido desde hace un año y que incluye la restricción al tránsito por medio del Toque de Queda.

Actualmente, hay una situación que mantiene en una alarma constante a la ciudadanía como es la muerte sucesiva de decenas de personas en apenas 24 horas por la ingesta de alcohol adulterado que ahora viene, incluso, combinado con bebidas saborizantes de piña, fresa, coco y otras que han atrapado a los consumidores de alcohol que ahora se encuentran en pánico ante los constantes decesos que se producen. Ya han sido desmantelados varios puntos de fabricación y venta de estos productos adulterados y se han detenido a varios de los implicados en estas acciones.

Mientras, el COVID-19 avanza en todo el mundo sumando ya más de 2,8 millones de fallecidos y más de 133 millones de personas contagiadas.

En nuestro país sumaron unas 254,937 las personas contagiadas y 3,369 las muertes reportadas por el coronavirus, el 7 de abril, fecha en que se conmemoraba el Día Mundial de la Salud decretado, en 1948, por la Asamblea Mundial de la Salud. Esa fecha se escogió en conmemoración de la fundación de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se comenzó a celebrar, de manera oficial, el 7 de abril del año 1950.

Luchemos por la conservación  y vida de nuestro planeta que es cuidarnos a nosotros, también, poniendo de nuestra parte y tomando en cuenta los riesgos a los que nos enfrentamos en medio de esta pandemia que ha arrodillado al mundo y que aún no sabemos cuándo va a concluir.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar