Salud bucal y diabetes

Por El Nuevo Diario jueves 16 de noviembre, 2017

¿Cómo puede la diabetes afectar la salud bucal?

Un aumento de los niveles de glucosa en sangre o azúcar en sangre, aumentan el riesgo de enfermedades de los tejidos duros y blandos de la cavidad bucal: Dientes, encías y hueso. Cuando la diabetes no se controla se produce un aumento de patógenos en la placa que se deposita en las superficies de los dientes y se produce una inflamación en las encías, esto puede dificultar el control de los niveles de glucosa en sangre tal y como lo revelan algunos estudios.

Problemas más comunes de la boca causados por la diabetes

Los trastornos más comunes que se presentan en la cavidad bucal causados por la diabetes son:

Gingivitis: Es la primera etapa de la enfermedad de las encías.

Periodontitis: Es la forma más grave de la enfermedad de las encías.

Candidiasis o algodoncillo: Es el crecimiento de un hongo que naturalmente se encuentra en la cavidad bucal, pero en presencia de niveles elevados de azúcar en sangre el sistema inmunológico está alterado y no lo puede controlar.

Xerostomía: Es también conocido como el síndrome de la boca seca, es la ausencia de saliva, esto aumenta  el riesgo de caries y enfermedad de las encías.

Síndrome de boca ardiente: Este es un trastorno doloroso de causa desconocida. Está relacionado con los cambios hormonales y alimentación deficiente, el cual se agrava en presencia de la diabetes.

Síntomas:

  • Encías rojas e inflamadas
  • Sangrado espontáneo o al cepillarse
  • Presencia de pus entre los dientes y las encías
  • Alteraciones en los patrones habituales de mordida
  • Movilidad dentaria
  • Mal aliento
  • Sensación de quemazón en la boca
  • Boca seca
  • Sabor metálico
  • Sabor amargo

¿Cómo identificar si tengo trastornos en  la boca causado por la diabetes?

Revisar su boca, verificar sus encías si sangran con facilidad, pero lo más importante es visitar a su odontólogo, este le realizará el tratamiento adecuado, y de existir otras complicaciones le referirá a un médico especializado en el área para poner control a sus niveles de azúcar en sangre.

Recomendaciones

Cepillado adecuado, uso del hilo dental dos o tres veces por día, usar enjuague con flúor, tomar agua frecuentemente, usar gomas de mascar  libres de azúcar para estimular las glándula  salivares.

Se recomienda también reajustar las prótesis dentales en mal estado y mantenerlas limpias con soluciones antisépticas, una dieta saludable y equilibrada, practicar ejercicios, evitar el consumo de tabaco y alcohol, evitar alimentos  picantes o salados que puedan aumentar el dolor en el caso de la boca seca; pero lo más importante es visitar al dentista y tomar los medicamentos recomendados por su médico.

Por Alexandra Mora y Juana Mateo*

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar