Rusia urge a cese al fuego inmediato en frontera entre Azerbaiyán y Armenia

Por EFE domingo 27 de septiembre, 2020

EL NUEVO DIARIO, MOSCÚ.- Rusia instó este domingo a Azerbaiyán y a Armenia a cesar inmediatamente los combates en la línea de contacto de la zona de conflicto de Nagorno Karabaj y a sentarse a la mesa de negociación para estabilizar la situación.

“La situación en la zona de Nagorno Karabaj se ha deteriorado considerablemente”, señaló el Ministerio de Exteriores de Rusia en un comunicado, después de que las dos partes intensificaran hoy el choque armado en la línea de contacto con intensos ataques.

“Instamos a las partes al cese al fuego inmediato y a comenzar negociaciones a fin de estabilizar la situación”, indicó la diplomacia rusa.

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, lleva a cabo este domingo intensos contactos con ambas partes para lograr un cese al fuego, señaló su portavoz, María Zajárova.

Conversó por teléfono con el jefe de la diplomacia turca, Mevlüt Çavusoglu, para abordar el conflicto, en el que Turquía apoya a Bakú, y con el jefe de la diplomacia armenia, Zohrab Mnatsakanián.

También prepara otra llamada telefónica con el ministro de Asuntos Exteriores de Azerbaiyán, Dzheykhun Bayramov.

Lavrov expresó a Mnatsakanián su preocupación por la escalada de las hostilidades en la línea de contacto y por informaciones sobre víctimas mortales y heridos, informó su departamento.

El ministro ruso de Exteriores subrayó asimismo que Rusia, junto con los otros copresidentes del Grupo de Minsk de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europea (OSCE) para el arreglo del conflicto de Nagorno Karabaj (Francia y EEUU) seguirán haciendo esfuerzos de mediación para estabilizar la situación.

 

Los copresidentes del Grupo de Minsk publicaron este domingo un comunicado en el que “condenan enérgicamente el uso de la fuerza” y lamentan “la pérdida de vidas sin sentido”, tras informar tanto Bakú como el territorio separatista de Nargorno Karabaj de civiles fallecidos en los ataques militares de ambas partes.

“Instamos al cese inmediato de las hostilidades y a la reanudación de las negociaciones para buscar una solución sostenible al conflicto”, recalcaron, al tiempo que reiteraron “que no hay ninguna alternativa a una solución pacífica negociada”.

También Georgia expresó hoy su disposición a convertirse en mediadora entre Azerbaiyán y Armenia a fin de promover una desescalada del conflicto y restablecer la paz en la región, según un comunicado del Ministerio de Exteriores.

Azerbaiyán lanzó hoy una “contraofensiva” en la frontera con Armenia tras asegurar haber registrado ataques a gran escala contra sus posiciones y asentamientos civiles ubicadas en primera línea de la zona de conflicto por parte del Ejército armenio.

Ereván ha decretado la ley marcial y una movilización general en respuesta a lo ofensiva azerbaiyana, que incluyen, según el primer ministro armenio, Nikol Pashinián, ataques aéreos y misiles contra Artsaj” -nombre armenio de Nagorno Karabaj-, y su capital, Stepanakert.

El conflicto armenio-azerbaiyano se remonta a los tiempos de la Unión Soviética, cuando a finales de la década de los 80 el territorio azerbaiyano de Nagorno Karabaj, poblado mayoritariamente por armenios, pidió su incorporación a la vecina Armenia, tras lo cual estalló una guerra que causó unos 25.000 muertos.

Al término de los combates, las fuerzas armenias se hicieron con el control del Karabaj y también ocuparon vastos territorios azerbaiyanos, que llaman “franja de seguridad”, para unirlo a Armenia.

Azerbaiyán sostiene que la solución al conflicto con Armenia pasa necesariamente por la liberación de los territorios ocupados, demanda que ha sido respaldada por varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Armenia, por su parte, apoya el derecho a la autodeterminación de Nagorno Karabaj y aboga por la participación de los representantes del territorio separatista en las negociaciones sobre el arreglo del conflicto.

Apple Store Google Play
Continuar