Rusia reconoce 112 bajas en las filas de su Ejército tras tres años en Siria

Por EFE domingo 30 de septiembre, 2018

EL NUEVO DIARIO, MOSCÚ.- Rusia reconoció hoy que 112 efectivos de su Ejército han muerto en los tres años de intervención militar en Siria.

“Casi la mitad de ellos murieron en la catástrofe del An-26 y el derribado Il-20”, dijo Víctor Bondarev, jefe de la comisión de Defensa del Senado ruso, en un comunicado con ocasión de tercer aniversario del inicio de la intervención.

El An-26 se estrelló en marzo pasado con 32 ocupantes a bordo, mientras el IL-20 fue derribado accidentalmente con 14 militares en su interior a mediados de septiembre por la defensa antiaérea siria, aunque tanto Moscú como Damasco responsabilizan a Israel de provocar la tragedia, que ocurrió durante un ataque aéreo israelí contra instalaciones iraníes en Diria.

Además, el Ejército ruso perdió ocho aviones, siete helicópteros y un par de blindados, en su mayoría en ataques de los yihadistas.

En opinión del senador, el escaso número de bajas significa que el Ejército ruso “ha aprendido a combatir”.

“El principal criterio de la maestría militar no sólo es la victoria en sí misma, sino su precio”, señaló.

En comparación, las bajas soviéticas en los primeros tres años de invasión de Afganistán ascendieron a casi 4.800 militares, además de 15 aviones, un centenar de helicópteros, 60 tanques y unos 400 blindados.

Según el senador, la coalición norteamericana sufrió 2.515 bajas en los primeros tres años de combates en Irak, incluidos 2.309 militares estadounidenses.

Fuentes independientes informan de que posiblemente cientos de mercenarios rusos contratados por compañías militares privadas, como Wagner, han perecido en estos tres años en Siria.

Con su intervención militar, Rusia consiguió impedir el derrocamiento del régimen de Bachar al Asad y dar un vuelco al conflicto, de forma que ahora la provincia de Idleb es el último bastión insurgente en el país árabe.

Según organizaciones de derechos humanos, con la excusa de la lucha antiterrorista el Kremlin ha encubierto los excesos, en particular por el uso de armas químicas, cometidos por las fuerzas gubernamentales contra la oposición y la población civil.

Siria es el segundo país en el que el Ejército ruso interviene oficialmente en el extranjero desde la caída de la URSS, tras la operación “Imposición de la Paz” en 2008 en la región separatista georgiana de Osetia del Sur, aunque Ucrania denuncia que tropas rusas combaten desde 2014 en el este separatista de su territorio.

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar